Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Numerosos miembros del PCE (i), detenidos en Barcelona

Entre treinta y cuarenta miembros del Partido Comunista de España (Internacional) -PCE(i)- fueron detenidos ayer por la policía barcelonesa. Según fuentes fidedignas, entre los detenidos se encuentran conocidos dirigentes de este grupúsculo, y, en conjunto, constituyen un núcleo importante de esta organización, que, pese al reducido número de miembros, se ha caracterizado por protagonizar diversos incidentes violentos.

La detención tuvo lugar a la salida del cementerio del Suroeste, en donde ayer fue enterrado el joven Gustavo Adolfo Muñoz, muerto en los violentos incidentes del pasado 11 de septiembre. La detención se produjo sobre las seis de la tarde. Los miembros del PCE(i) habían acudido a la tumba del joven muerto a rendirle un homenaje póstumo. Pese a que los familiares han declarado que no militaba en esta organización, el PCE(i) insiste en que era uno de sus miembros.Un fuerte contingente de la Policía Armada y funcionarios del Cuerpo General montaron un dispositivo de vigilancia en torno al cementerio situado en la montaña de Montjuich, para apresar a los activistas cuando abandonaban el recinto. A últimas horas de la noche la totalidad de los detenidos aún no había ingresado en la Jefatura Superior de Policía, ya que fueron trasladados a estas dependencias en grupos pequeños.

El entierro de Gustavo Adolfo Muñoz Bustillo tuvo lugar a las doce horas de la mañana de ayer. El sepelio, que había sido anunciado para las cuatro de la tarde, fue adelantado para evitar posibles incidentes. Efectivamente, a las cuatro de la tarde, alrededor de un centenar de miembros del PCE(i) acudieron al depósito de cadáveres del hospital Clínico e iniciaron una manifestación en dirección al cementerio del Suroeste. A la altura de la plaza de España fueron dispersados por la policía, optando por acudir al cementerio en pequeños grupos. Allí serían detenidos tras permanecer ante la tumba del joven muerto cantando La Internacional.

Sin incidentes

La primera consecuencia de la detención masiva de miembros del PCE(i) se tradujo anoche en la ausencia de incidentes en las Ramblas barcelonesas. El PCE(i) había convocado una manifestación de protesta a las ocho de la noche, que no llegó a realizarse. Tan solo hora y media más tarde, un reducidísimo grupo de jóvenes increpó a la fuerza pública allí estacionada con diversos gritos de Gustavo, nosotros no olvidamos y Te vengaremos, sin que la policía interviniera.La policía se había establecido en la confluencia de las Ramblas con las principales calles, y principalmente en la de Fernando, lugar que ha sido escenario durante los dos últimos días de los incidentes más violentos protagonizados por los activistas del PCE(i). Numerosos establecimientos comerciales cerraron sus puertas antes de la hora habitual y las cafeterías bajaron sus puertas metálicas y los camareros rociaban con agua los toldos de lona que cubren las terrazas, en previsión de nuevos incendios como los ocurridos la noche anterior.

Aunque sin relación directa con los desórdenes de los últimos días, la policía barcelonesa llevó a cabo en la madrugada de ayer una redada de considerable envergadura. La redada se limitó a la parte baja de las Ramblas, donde fueron detenidos un total de quinientas personas, de las que trescientas fueron puestas en libertad. Entre los doscientos detenidos, la policía informa que se encuentran numerosos delincuentes habituales con requisitorias judiciales, así como profesionales de los juegos de azar prohibidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de septiembre de 1978

Más información

  • Cuando abandonaban el cementerio donde había sido enterrado Gustavo Muñoz