Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Huelga nacional en Perú conta la crisis económica

Una huelga general para protestar por la crisis económica del país, el alza del costo de la vida y el creciente desempleo, declarada por las más importantes centrales sindicales peruanas, fue iniciada ayer lunes, a pesar de haber sido prohibida por las autoridades que proclamaron el estado de sitio y suspendieron las garantías constitucionales.

Las medidas tomadas por el Gobierno militar peruano tienen como objetivo evitar los disturbios como los originados la semana pasada, en los cuales perdieron la vida doce personas y otras 47 resultaron heridas, junto con importantes daños a las propiedades públicas y privadas.La huelga nacional proclamada debe durar hasta la noche de hoy, martes.

Las protestas en Perú se deben a las recientes medidas impuestas por el régimen militar para hacer frente a la crisis económica que atraviesa el país y que se cree es la más importante de la historia del Perú. En el marco de estas medidas, los artículos de primera necesidad, la gasolina y los transportes subieron en un 50 %.

El presidente Morales Bermúdez, que tomó estas disposiciones bajo fuerte presión militar, declaró que Perú estaba amenazado por un «movimiento subversivo organizado», y dio orden a los jefes de las distintas regiones militares de proteger los servicios públicos, suprimir las huelgas y manifestaciones, y mantener el suministro de artículos alimenticios.

En Arequipa, Cuzco, Trujillo Chiclayo, Ayacucho, Ica, Huancayo y Chimbote fueron dinamitadas instalaciones eléctricas y puestos de policía, volados puentes e incendiados y saqueados negocios y tiendas.

Se piensa que esta es la situación más difícil a que ha tenido que hacer frente el general Morales Bermúdez desde que en 1968 desplazó a Velasco Alvarado. Morales Bermúdez representa un sector del Ejército que aspira a que los civiles gobiernen el país a partir de 1980. El primer paso en esta dirección serían las elecciones para la Asamblea constituyente el mes próximo, y que serán las primeras en los últimos diez años, aunque el Gobierno suspendió las manifestaciones y alocuciones televisadas de los líderes izquierdistas.

Se culpa a las fuerzas armadas peruanas públicamente del estado grave de la economía. La inflación crece a un ritmo del 80% anual y miles de trabajadores han quedado sin trabajo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de mayo de 1978

Más información

  • La más grave en los últimos diez años