Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bonn sigue interesado en preparar un "plan Marshall" para España, Grecia y Portugal

La República Federal de Alemania (RFA) parece seguir interesada en la elaboración de un «Plan Marshall» destinado a los tres candidatos al ingreso en la CEE: España, Portugal y Grecia. Este plan se orientaría preferentemente, según el jefe socialdemócrata Willy Brandt, a eliminar el paro en estos países. En cuanto a las concesiones que habrían de hacer los tres países citados, parece que se incluirían en lo que Brandt llama «un nuevo camino», que los tres candidatos tendrían que recorrer con el fin de «no ser una carga económica para la RFA».Brandt ha puntualizado que, de todas formas, el ingreso de los tres en la CEE «es inevitable desde el punto de vista político, aunque conlleve problemas económicos muy serios».

Los observadores parecen estar de acuerdo en que esta «asistencia» económica de la RFA a España, Portugal y Grecia significaría un gran paso en el expansionismo industrial de Alemania Oeste, siempre que la mano de obra mantuviese su carácter de barata para las grandes empresas de la RFA interesadas en levantar plantas de producción en cualesquiera de los tres países meridionales.

Desconfianza ante el eurocomunismo

Brandt se ha referido también en unas declaraciones al semanario Stern, que se pone mañana a la venta, que desconfía del movimiento eurocomunista, y ha excluido de antemano cualquier tipo de alianza con los tres partidos europeos de esa tendencia, una vez se constituyan las fracciones en el Parlamento Europeo. Al mismo tiempo expresa su confianza de que el Partido Comunista español (PCE), y quizá los otros dos partidos afines, «sean dentro de diez años algo muy distinto a lo que hoy entendemos por comunismo o por partidos comunistas en el poder, al estilo de los que dominan en la República Democrática Alemana, o Checoslovaquia».

Denuncia de los consumidores

Ante el posible ingreso en la CEE de España, Portugal y Grecia, la Asociación de Consumidores de la RFA ha elevado al Gobierno una demanda en contra del actual sistema para el mantenimiento de los precios de los productos hortofrutícolas. Según la Asociación, el ingreso de los tres candidatos significará que en el mercado alemán podrá adquirirse fruta y verduras a precios inferiores en un 20 o un 30% respecto de los vigentes en la actualidad. Si el Gobierno alemán mantuviese el tenor de su intervención, equivalente a la destrucción de productos para el mantenimiento de los precios en favor del intermediario, esto significaría un grave daño para el ama de casa y para el orden social en general. Según la Asociación, desde 1967 la CEE ha destinado hasta 1.500 millones de marcos para «tirar a la basura» más de cuatro millones de toneladas de fruta -especialmente manzanas, albaricoques, peras y naranjas- cuya destrucción sólo ha beneficiado a los importadores de los países consumidores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de agosto de 1977

Más información

  • Declaraciones de Willy Brandt al semanario "Stern"