El experimento español del medio millón de suscriptores

La plataforma del grupo Atresmedia logra un índice de abonados similar al de las plataformas estadounidenses

Isabel Torres, en un instante del tercer capítulo de 'Veneno'. En vídeo, las actrices de la serie hablan sobre su experiencia durante el rodaje de la serie.ATRESMEDIA | VÍDEO: EPV

Casi medio millón de personas se han abonado a Atresplayer Premium, una de las plataformas españolas más jóvenes (se lanzó en septiembre de 2019) y, a la vez, la única que se aproxima a los números manejados por las grandes cadenas estadounidenses. En la cuenta de resultados presentada la semana pasada ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Atresmedia declaró la inusual cifra de 452.000 suscriptores, frente a los 125.114 con los que había cerrado 2019, prácticamente cuatro veces más. Una cifra que la casa no esperaba ver hasta dentro de tres años, como admiten sus propios artífices. Lo cierto es que entre este resultado y el anterior está el éxito internacional de una de sus primeras series exclusivas, Veneno, y el pico de suscripciones que supuso a final de año Física o Química: El Reencuentro.

La lógica de Atresplayer Premium es única en España, aunque no el mundo. El modelo, que se presentó en agosto de 2019, tenía ecos de otros casos de éxito internacional. “En la anterior versión de la plataforma teníamos una base de espectadores que acudía a ver, bajo demanda y sin coste, los contenidos de Atresmedia. Planteamos cobrar [tres euros al mes] por una mejor experiencia, como quitar la publicidad y poner contenidos originales, que es un modelo similar a lo que hizo la CBS en Estados Unidos, con CBS All Access, o con la alemana RTL con la plataforma TVNow”, rememora José Antonio Antón, director adjunto de contenidos de Atresmedia. “Hoy subimos a Atresplayer Premium más de 4.500 horas de contenido al mes: concentramos lo que se emite en todos nuestros canales, como toda la producción propia de Antena 3, por ejemplo, entre informativos y Hormigueros, más lo de La Sexta. Más los programas originales”.

Estos últimos han sido esenciales para el asombroso crecimiento de la plataforma. Su referente estadounidense, CBS All Access (hoy reconvertida en Paramount +: pocas cosas tan efímeras como una marca en internet), se asentó gracias al éxito The Good Fight, continuación de The Good Wife y una de las series más aclamadas de los últimos años. Atresmedia Player tuvo su émulo en Veneno, la serie sobre la vedette transexual de los años noventa creada por Javier Ambrossi y Javier Calvo. Empezó el año como la gran apuesta de la nueva plataforma; lo continuó hecho un fenónemo de público español y lo acabó como la serie patria más aclamada en el extranjero que se recuerde. Entre medias salió también Luimelia, una ficción de capítulos de ocho minutos protagonizado por la pareja lésbica de Amar es para siempre, o By Ana Milán. También otro bombazo de suscripciones: el regreso del drama de instituto Física o Química, a finales de 2020, supuso otro empujonazo a sus números. Entre el tercer trimestre de 2020 y el cuarto hay un importante salto en el índice de suscriptores: de 289.465 a 452.000. Por comparación, Mediaset, el grupo que más abiertamente compite con Atresmedia, declaró 109.000 suscriptores en MiTele, su plataforma, en el último trimestre de 2020 (con el matiz de que Mediaset ingresó 178,7 millones de euros en 2020 y Atresmedia, 23,9).

Antón, por cierto, es consciente de que muchas de estas series tienen un alto contenido LGTBQ. “No es una estrategia”, responde. “Todo lo que tiene que ver con lo LGTBQ ya está en la sociedad. En el caso de Luimelia, por ejemplo, tuvo más peso el que quisiéramos hacer una continuación de Amar es para siempre que la sexualidad de las protagonistas. ¿Seguirá habiendo personajes, tramas LGTBQ en nuestras series? Seguro, porque los hay en la sociedad. Pero no es algo buscado”. Hace poco, la plataforma estrenó La cocinera de Castamar, una muy heterosexual serie de época ambientada en el Madrid del siglo XVIII. En unos meses estrenará RuPaul’s Drag Race, la esperada versión española del veterano concurso de talento drag. Adelanta Antón que Ambrossi, Calvo, y la diseñadora Ana Locking serán el jurado de este programa.

”Nos movemos por un concepto: ser un héroe local”, explica Antón. “Héroe es la palabra que usamos para explicar que debemos llegar los primeros. Local es el público al que nos debemos dirigir. Antena 3 de base ya era una cadena atrevida: de aquí salió La casa de papel o Vis a vis. Ahora, con Luimelia, experimentamos con hacer capítulos de ocho minutos. Se trata de hacer lo que otros no están haciendo”.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción