ESPECIAL PUBLICIDAD
i

La niña que los lunes tenía que planchar se rebela

Ariel lanza una campaña para reescribir con valores igualitarios la famosa canción de los Payasos de la Tele

“Lunes antes de almorzar /una niña fue a jugar, / pero no pudo jugar / porque tenía que planchar. /Así planchaba así, así / así planchaba así, así /así planchaba así, así / así planchaba que yo la vi”.

Seguro que recuerda esa canción. La generación española del baby boom, la de los nacidos entre 1960 y 1975, creció viendo por las tardes a los Payasos de la Tele y coreando sus canciones infantiles, incluida la de esa pobre niña que el lunes no podía jugar porque tenía que planchar, el martes tampoco porque le tocaba coser, el miércoles barrer, el jueves cocinar, el viernes lavar, el sábado tender y el domingo rezar. Un tema que muchos niños y adolescentes de hoy aún siguen tatareando porque se lo han transmitido sus padres.

La canción se titula Los días de la semana y, hay que admitirlo, se ha quedado muy anticuada, es reflejo de una época en la que el peso de las tareas domésticas aún recaía exclusivamente sobre los hombros de las mujeres. Pero, ¿y si se reescribiera su letra para incluir en ella a toda la familia? ¿Un chico que se ocupara también él de lavar, de planchar y demás faenas del hogar, permitiendo así que la niña tuviera tiempo para poder ir a jugar?

Ese es el reto que se ha marcado Ariel. La marca líder en detergentes para lavadora de España acaba de poner en marcha la campaña #LosRolesCambian para que los niños se corresponsabilicen en las tareas domésticas usando en un tono natural y jovial la canción. Pero, además, lanza un llamamiento a toda la sociedad a través de sus redes sociales para reescribir esa famosa canción de los Payasos de la Tele.

El objetivo de Ariel es que ese tema siga siendo icónico pero que ahora contribuya a educar en la necesidad de conjugar roles en el reparto igualitario de las tareas domésticas.

Pequeños Amos de Casa

Los más pequeños son los primeros que demandan que la letra de ese tema se modifique. La prueba es que la asociación Pequeños Amos de Casa ha realizado de la mano de Ariel un taller para niños y niñas en el que, además de indagar sobre su colaboración en el reparto de las tareas del hogar, se les pidió asimismo que valoraran la letra de Los días de la semana. El resultado: la mayoría votó a favor de involucrar en las tareas del hogar a un niño para que así la niña de la canción también pueda ir a jugar.

“Deberíamos darnos cuenta de que no sólo tiene que hacerlo la mujer, también tienen que hacerlo el hombre y los niños”, en palabras de uno de los menores que han participado en el taller de Pequeños Amos de Casa y Ariel.

Sin embargo, y a pesar de que el reparto de las tareas domésticas ha mejorado desde que, en los años 70, los Payasos de la Tele popularizaron la canción, las desigualdades de género se mantienen en ese campo. Un estudio del Centro de Estudios Demográficos de la Universitat Autònoma de Barcelona (CED-UAB) publicado en 2019 y titulado La persistente desigualdad de género en el uso del tiempo en España revela por ejemplo que las adolescentes destinan a las tareas domésticas media hora diaria más que los chicos, diferencia que se incrementa hasta en 45 minutos diarios entre los chicos y chicas de 18 a 29 años. En ambos casos eso implica más tiempo de ocio para ellos y menos para ellas.

Los últimos estudios reflejan que existe poca igualdad en el reparto de las tareas de limpieza del hogar, con un 70% de mujeres y un 30% de hombres.

“Es importante que los adultos den ejemplo”, señala Ana Sancho, fundadora de Pequeños Amos de Casa. “Un niño hace lo que ve en casa. Cuando se forma una familia se tiene que saber desde el momento cero que se pueden transmitir esos valores”.

Compartir tareas

Pero, por ahora, lo que los niños y niñas siguen viendo en sus casas es que sus madres se ocupan más en las tareas domésticas que sus padres. “Durante estos últimos meses hemos podido observar cambios de hábitos durante la pandemia. Los últimos estudios reflejan que aún existe poca igualdad en el reparto de las tareas de limpieza del hogar, con un 70% de mujeres y un 30% de hombres. Un dato que esperamos que mejore al permanecer más tiempo en casa y que esa balanza por la igualdad se haga realidad con proyectos como este”, subraya Sarah Chemouli, directora de Ariel.

La campaña de esta firma de detergentes de lavadora incide en que las tareas del hogar no son cosa de hombres o de mujeres, son cosa de tod@s. “Para nuestra marca es clave dejar constancia de que la colada la puede hacer cualquiera de los miembros del hogar, porque de la limpieza de las manchas se encarga la tecnología de Ariel”, añade Chemouli.