Noticia patrocinada

3 destinos para vivir una Semana Santa diferente

Más allá del contexto religioso, la próxima temporada vacacional es el pretexto perfecto para escapar de la rutina y conocer lugares (realmente) nuevos.

Costint

Aunque aún faltan poco más de dos meses para la Semana Mayor, lo más recomendable es planear con anticipación tu viaje, pues esta época del año es sin lugar a dudas una de las preferidas por la gente para vacacionar: de acuerdo con datos de la Secretaría de Turismo de México, en 2019, más de dos millones 700.000 turistas ocuparon habitaciones de hotel en dichas fechas.

¿Sus destinos favoritos? 35,2% prefirió visitar centros de playa, mientras que 64,8% optó por visitar alguna de las ciudades del país. “Nuevo Vallarta estuvo al 94,5% de su capacidad y Acapulco al 93,6%”, informaba la dependencia federal como los ejemplos más representativos del auge turístico de los días santos.

Así es, cuando planeamos un viaje durante Semana Santa lo que nos viene a la mente en automático es imaginarnos de paseo en alguno de los clásicos destinos religiosos (como San Luis Potosí y su tradicional procesión del silencio o Taxco con sus conmovedoras ceremonias litúrgicas) o en una caminata sobre la arena mientras contemplamos la inmensidad del mar.

Arturo Peña Romano

Bueno, quizá es momento de no seguir la marea. Consultamos con los especialistas de la agencia de viajes Mundo Joven sobre destinos igual de fascinantes pero menos comunes para esta Semana Santa 2020… Estas son sus recomendaciones:

1. Barrancas del Cobre

Ubicadas al suroeste del estado de Chihuahua, en el corazón de la Sierra Tarahumara, las maravillosas Barrancas del Cobre deben su nombre al tono cobrizo de sus paredes, un espectáculo sin igual a la vista y un alimento de paz para el alma.

“Comienza esta aventura en el pueblo mágico de El Fuerte. Después, viaja a bordo de ‘El Chepe’, el mítico tren que se interna en las Barrancas y desde el cual podrás admirar precipitosos acantilados, túneles que parecen interminables y espectaculares puentes”, explican desde Mundo Joven.

fitopardo

Otras de las actividades que ofrecen las Barrancas del Cobre es un paseo por Piedra volada, un parque de aventuras conocido por su puente colgante y sus miradores, o una visita al Lago de Arareco, el cual se encuentra rodeado de un bosque de pinos y encinos que resguarda cuevas tarahumaras, un sitio donde se puede respirar la magia y las tradiciones de este pueblo originario.

“Sin duda, un destino con una encanto especial en Semana Santa”, añaden los asesores de Mundo Joven.

2. Chiapas 

Es el destino mexicano al que no le hace falta nada. Y para quienes no estén de acuerdo, ahí están sus hermoso paisajes para dejarlos boquiabiertos. Chiapas es magia, naturaleza y tradiciones, el lugar perfecto para vivir nuevas aventuras, como las que nos anticipan desde Mundo Joven: “Sumérgete en las tradiciones indígenas, conoce sus creencias religiosas, interactúa con los habitantes y admira la elaboración de sus famosas artesanías en textiles multicolores. Visita las zonas arqueológicas Palenque y Bonampak, donde podrás observar los murales de la cultura Maya”.

La agencia con 22 años de experiencia en la organización de viajes propone un recorrido de seis días por tres ciudades de este hermoso estado para vivir una Semana Santa como nunca lo has hecho.

ferrantraite

La ruta incluye un recorrido por el Cañón del Sumidero, visitas a Chiapa de Corzo y a San Cristóbal de las Casas, las Cascadas El Chiflón, las Lagunas de Montebello, antiguos cenotes (famosos por los colores de sus aguas) y las hermosas Cascadas de Agua Azul, sólo por mencionar las atracciones infaltables.

Todo ellos lugares que te llenarán de inspiración, energía y de paz espiritual.

3. Argentina, Iguazú y Río de Janeiro

“El viaje empieza en las Cataratas de Iguazú, una impresionante caída de agua, rodeada de naturaleza, localizada en los límites de Argentina y Brasil, recorre el Parque Nacional Iguazú, disfruta de los deliciosos cortes de carne argentinos… Conocer otras culturas y diferentes tradiciones será una de las mejores vacaciones de Semana Santa de tu vida”, comentan los expertos en viajes de Mundo Joven.

 El siguiente paso en esta aventura es viajar a Brasil para enamorarse de las vistas naturales de Río de Janeiro, admirar el paisaje que regala el teleférico de Pan de Azúcar y disfrutar del clima de la Bahía de Guanabara, de las playas de la Zona Sur y de la Laguna Rodrigo de Freitas para finalmente visitar el Parque Nacional de Tijuca, el cual cuenta con un bosque lluvioso incrustado en medio de la ciudad. 

zxvisual

Mención aparte merece el Cristo Redentor, la monumental estatua de 38 metros de alto que se erige en la cima del Cerro del Corcovado y que pareciera proteger con sus brazos extendidos a todo Río de Janeiro.

“Contemplar la magnificencia de esta maravilla del mundo moderno para después voltear y contemplar una vista inmejorable de la ciudad, te harán vivir una experiencia única”, concluyen desde Mundo Joven.

Archivado En:

¿y tú qué piensas?

Normas