Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La vida después de la mazmorra

  • Natascha Kampusch estuvo encerrada desde los 10 años hasta los 18 en un zulo de Viena. Un loco la secuestró y se adueñó de su vida. Enterrada durante 3096 días, nos cuenta el horror de su cautiverio.
    1Natascha Kampusch estuvo encerrada desde los 10 años hasta los 18 en un zulo de Viena. Un loco la secuestró y se adueñó de su vida. Enterrada durante 3096 días, nos cuenta el horror de su cautiverio. ALBER JÓDAR
  • La austriaca Natascha Kampusch, de 22 años, retratada en un parque de Stubenring, en el centro de Viena, en diciembre de 2010, cuatro años después de su "autoliberación".
    2La austriaca Natascha Kampusch, de 22 años, retratada en un parque de Stubenring, en el centro de Viena, en diciembre de 2010, cuatro años después de su "autoliberación". ALBERT JÓDAR
  • Imagen actual de un colegio de la misma zona en la que Natascha Kampusch cursaba sus estudios cuando fue secuestrada.
    3Imagen actual de un colegio de la misma zona en la que Natascha Kampusch cursaba sus estudios cuando fue secuestrada. ALBERT JÓDAR
  • Túnel de la urbanización obrera donde vivía la familia de Natascha. Ella salió de aquí el día que desapareció.
    4Túnel de la urbanización obrera donde vivía la familia de Natascha. Ella salió de aquí el día que desapareció. ALBERT JÓDAR
  • La panadería que sus padres regentaban en la localidad vienesa de Süssenbrunn.
    5La panadería que sus padres regentaban en la localidad vienesa de Süssenbrunn. ALBERT JÓDAR
  • La calle donde Priklopil, un hombre silencioso y amable, encontró a la niña.
    6La calle donde Priklopil, un hombre silencioso y amable, encontró a la niña. ALBERT JÓDAR
  • Carretera del extrarradio de Viena por donde el secuestrador sacó alguna vez en su coche a Natascha para hacer la compra.
    7Carretera del extrarradio de Viena por donde el secuestrador sacó alguna vez en su coche a Natascha para hacer la compra. ALBER JÓDAR
  • 8 ALBERT JÓDAR
  • Aquí dentro, en el número 60 de la Heinestrasse (localidad de Strasshof, a las afueras de Viena), estuvo retenida Natascha Kampusch durante 3.096 días. Nadie, ni siquiera la madre del secuestrador, visitante habitual de la casa, sospechó que su "hijo amantísimo" escondía una niña bajo tierra.
    9Aquí dentro, en el número 60 de la Heinestrasse (localidad de Strasshof, a las afueras de Viena), estuvo retenida Natascha Kampusch durante 3.096 días. Nadie, ni siquiera la madre del secuestrador, visitante habitual de la casa, sospechó que su "hijo amantísimo" escondía una niña bajo tierra. ALBER JÓDAR