Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La costa, antes y después

  • Así llama Greenpeace a la ex villa marinera de Benidorm (Alicante). A su juicio, es el "estandarte del  boom  urbanístico en la costa con sus torres de hasta 52 plantas". Con 1.800 habitantes por km2, ha aumentado en casi un 600% su población censada en 30 años, cifra que asciende a un 4.000% en la época estival. Las últimas construcciones en añadirse a este laberinto de cemento y hormigón han sido dos torres de 42 y 35 plantas en el Parque Natural de Serra Gelada.
    1Así llama Greenpeace a la ex villa marinera de Benidorm (Alicante). A su juicio, es el "estandarte del boom urbanístico en la costa con sus torres de hasta 52 plantas". Con 1.800 habitantes por km2, ha aumentado en casi un 600% su población censada en 30 años, cifra que asciende a un 4.000% en la época estival. Las últimas construcciones en añadirse a este laberinto de cemento y hormigón han sido dos torres de 42 y 35 plantas en el Parque Natural de Serra Gelada. GREENPEACE / COLECCIÓN PRIVADA/ PEDRO ARMESTRE
  • Greenpeace explica que esta bahía de la Red Natura 2000 "ocupa el cuarto puesto en el ránking mundial de  bunkering , una práctica que genera vertidos constantes al mar". A ellos se suman la refinería de Cepsa, 18 grandes industrias, el paso de una de las rutas con mayor tráfico de petroleros del mundo y el vertido de las aguas fecales de Algeciras. Estos impactos "afectan gravemente al Parque Natural del Estrecho", declarado Reserva de la Biosfera Transcontinental del Mediterráneo.
    2Greenpeace explica que esta bahía de la Red Natura 2000 "ocupa el cuarto puesto en el ránking mundial de bunkering, una práctica que genera vertidos constantes al mar". A ellos se suman la refinería de Cepsa, 18 grandes industrias, el paso de una de las rutas con mayor tráfico de petroleros del mundo y el vertido de las aguas fecales de Algeciras. Estos impactos "afectan gravemente al Parque Natural del Estrecho", declarado Reserva de la Biosfera Transcontinental del Mediterráneo. GREENPEACE / COLECCIÓN PRIVADA / PEDRO ARMESTRE
  • La organización ecologista cuenta que la industria química llegó en los sesenta y que las playas fueron quedándose vacías a medida que la arena iba desapareciendo y el agua, llenándose de espuma. Esta zona, que tuvo balneario, está cerrada al baño por contaminación. El Polo Químico de Huelva es "el foco de contaminación industrial más importante de España" al verter miles de toneladas de metales pesados y elementos radiactivos al año. A las plantas químicas y la refinería de Palos de la Frontera se suman los vertidos de fosfoyesos de Fertiberia en Huelva.
    3La organización ecologista cuenta que la industria química llegó en los sesenta y que las playas fueron quedándose vacías a medida que la arena iba desapareciendo y el agua, llenándose de espuma. Esta zona, que tuvo balneario, está cerrada al baño por contaminación. El Polo Químico de Huelva es "el foco de contaminación industrial más importante de España" al verter miles de toneladas de metales pesados y elementos radiactivos al año. A las plantas químicas y la refinería de Palos de la Frontera se suman los vertidos de fosfoyesos de Fertiberia en Huelva. GREENPEACE / COLECCIÓN PRIVADA / PEDRO ARMESTRE
  • En 1987 se declaró el primer parque marítimo-terrestre de España en Cabo de Gata-Níjar. En 2003, explica Greenpeace, "se puso el primer ladrillo del hotel El Algarrobico en Carboneras, con más de 20 plantas. Una orden judicial lo paralizó en 2006. Según la ONG, es "referente del acoso a los espacios protegidos": fue avalado por el Ayuntamiento, que le dio licencia, y por la Junta, que modificó el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales para hacer la zona urbanizable. En 2009, Medio Ambiente paralizó la expropiación de los terrenos. "A pesar de los 16 pronunciamientos judiciales sobre su ilegalidad, sigue en pie".
    4En 1987 se declaró el primer parque marítimo-terrestre de España en Cabo de Gata-Níjar. En 2003, explica Greenpeace, "se puso el primer ladrillo del hotel El Algarrobico en Carboneras, con más de 20 plantas. Una orden judicial lo paralizó en 2006. Según la ONG, es "referente del acoso a los espacios protegidos": fue avalado por el Ayuntamiento, que le dio licencia, y por la Junta, que modificó el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales para hacer la zona urbanizable. En 2009, Medio Ambiente paralizó la expropiación de los terrenos. "A pesar de los 16 pronunciamientos judiciales sobre su ilegalidad, sigue en pie". GREENPEACE / COLECCIÓN PRIVADA/ PEDRO ARMESTRE
  • En las primeras décadas del siglo XX aparecieron los primeros hoteles en este tramo de la Costa del Sol. Desde entonces, experimentó una expansión y crecimiento continuos a base de ladrillo y turismo para medio y alto poder adquisitivo. En 2006 Greenpeace denunció que existían en 30.000 viviendas ilegales. Aunque en 2005 la Junta se inclinaba por conceder una amnistía a las ilegalidades, en 2007 cien personas fueron imputadas por corrupción urbanística.
    5En las primeras décadas del siglo XX aparecieron los primeros hoteles en este tramo de la Costa del Sol. Desde entonces, experimentó una expansión y crecimiento continuos a base de ladrillo y turismo para medio y alto poder adquisitivo. En 2006 Greenpeace denunció que existían en 30.000 viviendas ilegales. Aunque en 2005 la Junta se inclinaba por conceder una amnistía a las ilegalidades, en 2007 cien personas fueron imputadas por corrupción urbanística. GREENPEACE / COLECCIÓN PRIVADA/ PEDRO ARMESTRE
  • Greenpeace denuncia que se construyó "en un entorno antes privilegiado que lo convertía en uno de los mejores puertos naturales del Cantábrico". Poco queda de natural en este entorno, se lamenta. A pesar de que la Declaración de Impacto Ambiental de 2007 "consideraba que la ampliación no tendría 'impactos adversos significativos', los daños ambientales se acumulan": contaminación del agua y el desmonte del Alto de Aboño para usarlo como material de relleno.
    6Greenpeace denuncia que se construyó "en un entorno antes privilegiado que lo convertía en uno de los mejores puertos naturales del Cantábrico". Poco queda de natural en este entorno, se lamenta. A pesar de que la Declaración de Impacto Ambiental de 2007 "consideraba que la ampliación no tendría 'impactos adversos significativos', los daños ambientales se acumulan": contaminación del agua y el desmonte del Alto de Aboño para usarlo como material de relleno. GREENPEACE / COLECCIÓN PRIVADA/ PEDRO ARMESTRE
  • En la segunda mitad del siglo XIX, Laredo despega con fábricas de conservas y salazones, que a lo largo del XX ocupan el primer puesto dentro del sector secundario. Poco después irrumpe el turismo, transformando su economía y su aspecto. "Es el ejemplo de municipios de la cornisa cantábrica que han copiado el modelo turístico y depredador del Mediterráneo", sostiene Greenpeace. Su futuro puerto pesquero y deportivo, con 1.170 atraques, será "el mejor del norte", afirmó el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla.
    7En la segunda mitad del siglo XIX, Laredo despega con fábricas de conservas y salazones, que a lo largo del XX ocupan el primer puesto dentro del sector secundario. Poco después irrumpe el turismo, transformando su economía y su aspecto. "Es el ejemplo de municipios de la cornisa cantábrica que han copiado el modelo turístico y depredador del Mediterráneo", sostiene Greenpeace. Su futuro puerto pesquero y deportivo, con 1.170 atraques, será "el mejor del norte", afirmó el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla. GREENPEACE / COLECCIÓN PRIVADA/ PEDRO ARMESTRE
  • El Plan de Puertos de Cataluña convirtió a esta marina en el mayor puerto deportivo de España en alquiler de amarres y servicios náuticos, explica Greenpeace, para añadir que "su ampliación está enmarcada dentro del Plan de Puertos Deportivos que aspira a que Cataluña cuente con 32.000 amarres en 2015". El problema es que está dentro del Parque Natural del Garraf, donde fueron destruidos bosques sumergidos de posidonia.
    8El Plan de Puertos de Cataluña convirtió a esta marina en el mayor puerto deportivo de España en alquiler de amarres y servicios náuticos, explica Greenpeace, para añadir que "su ampliación está enmarcada dentro del Plan de Puertos Deportivos que aspira a que Cataluña cuente con 32.000 amarres en 2015". El problema es que está dentro del Parque Natural del Garraf, donde fueron destruidos bosques sumergidos de posidonia. GREENPEACE / COLECCIÓN PRIVADA/ PEDRO ARMESTRE
  • Cuesta encontrar en la imagen actual la Ermita de La Regla, rodeada por ladrillo y por una inmensa superficie de hormigón ganada al mar, aunque el templo y las montañas del fondo es lo único que no ha cambiado. La ermita está rodeada por toda la superficie industrial del puerto de Santa Cruz. Este litoral "ya está perdido para siempre", critica Greenpeace.
    9Cuesta encontrar en la imagen actual la Ermita de La Regla, rodeada por ladrillo y por una inmensa superficie de hormigón ganada al mar, aunque el templo y las montañas del fondo es lo único que no ha cambiado. La ermita está rodeada por toda la superficie industrial del puerto de Santa Cruz. Este litoral "ya está perdido para siempre", critica Greenpeace. GREENPEACE / COLECCIÓN PRIVADA/ PEDRO ARMESTRE
  • Recuerdan los ecologistas que sólo visitaban La Manga pescadores y tortugas marinas, pero hace 50 años "fue alcanzada por la oleada del turismo y la explotación urbanística descontrolada y anárquica". A pesar de ser una de las lagunas más importantes de Europa, existen pocas zonas que puedan rivalizar con ella "en saturación urbanística", ya que apenas queda terreno libre de edificaciones. Al ladrillo se suman el vertido de las aguas residuales sin depurar o con depuración deficiente.
    10Recuerdan los ecologistas que sólo visitaban La Manga pescadores y tortugas marinas, pero hace 50 años "fue alcanzada por la oleada del turismo y la explotación urbanística descontrolada y anárquica". A pesar de ser una de las lagunas más importantes de Europa, existen pocas zonas que puedan rivalizar con ella "en saturación urbanística", ya que apenas queda terreno libre de edificaciones. Al ladrillo se suman el vertido de las aguas residuales sin depurar o con depuración deficiente. GREENPEACE / COLECCIÓN PRIVADA/ PEDRO ARMESTRE
  • Greenpeace explica que en esta zona destacan los espacios protegidos de Sa Dragonera, Serral den Salat y La Trapa, pero "también la planificación urbanística a medida". La operación Voramar destapó en 2006 el "mayor escándalo de corrupción urbanística" en el archipiélago balear, que salpica, entre otros, al ex alcalde de Andratx, al ex director general de Ordenación del Territorio del Govern Balear y al ex celador municipal de obras. Según denuncia la ONG, son muchas las construcciones ilegales que, pendientes de juicio, continúan con las obras.
    11Greenpeace explica que en esta zona destacan los espacios protegidos de Sa Dragonera, Serral den Salat y La Trapa, pero "también la planificación urbanística a medida". La operación Voramar destapó en 2006 el "mayor escándalo de corrupción urbanística" en el archipiélago balear, que salpica, entre otros, al ex alcalde de Andratx, al ex director general de Ordenación del Territorio del Govern Balear y al ex celador municipal de obras. Según denuncia la ONG, son muchas las construcciones ilegales que, pendientes de juicio, continúan con las obras. GREENPEACE / COLECCIÓN PRIVADA/ PEDRO ARMESTRE
  • Los promotores de Marina d'Or Golf, una macrourbanización que ocupará 18 millones de m2 entre Oropesa y Cabanes y que es cuatro veces la Marina d'Or actual, siguen defendiendo su proyecto a pesar de la crisis, explica Greenpeace. El mal estado del Espacio Natural Protegido de la Albufera de Oropesa (entre Oropesa y Marina d'Or) es "fiel reflejo de esta política urbanística desmesurada".
    12Los promotores de Marina d'Or Golf, una macrourbanización que ocupará 18 millones de m2 entre Oropesa y Cabanes y que es cuatro veces la Marina d'Or actual, siguen defendiendo su proyecto a pesar de la crisis, explica Greenpeace. El mal estado del Espacio Natural Protegido de la Albufera de Oropesa (entre Oropesa y Marina d'Or) es "fiel reflejo de esta política urbanística desmesurada". GREENPEACE / COLECCIÓN PRIVADA/ PEDRO ARMESTRE
  • Durante las décadas de los sesenta y los setenta, fue un puerto bacaladero de gran importancia, con una flota de altura de 280 embarcaciones y miles de trabajadores. Greenpeace critica que hoy la flota pesquera ha disminuido drásticamente y que la ría es uno de los puntos de la costa vasca donde la contaminación es más grave debido a la proximidad de las áreas urbanas e industriales.
    13Durante las décadas de los sesenta y los setenta, fue un puerto bacaladero de gran importancia, con una flota de altura de 280 embarcaciones y miles de trabajadores. Greenpeace critica que hoy la flota pesquera ha disminuido drásticamente y que la ría es uno de los puntos de la costa vasca donde la contaminación es más grave debido a la proximidad de las áreas urbanas e industriales. GREENPEACE / COLECCIÓN PRIVADA/ PEDRO ARMESTRE
  • Lo poco que perdura en la segunda imagen es el pino de la serranía de Cap Blanc. Greenpeace critica que el Ayuntamiento de Cullera aprobó en 2007 un proyecto con 33 rascacielos, un puerto, un campo de golf y una marina deportiva y pesquera junto a la desembocadura del Júcar, a pesar de que la propia Confederación Hidrográfica del Júcar advirtiese de la imposibilidad de suministrar agua a una población que duplicaría la actual.
    14Lo poco que perdura en la segunda imagen es el pino de la serranía de Cap Blanc. Greenpeace critica que el Ayuntamiento de Cullera aprobó en 2007 un proyecto con 33 rascacielos, un puerto, un campo de golf y una marina deportiva y pesquera junto a la desembocadura del Júcar, a pesar de que la propia Confederación Hidrográfica del Júcar advirtiese de la imposibilidad de suministrar agua a una población que duplicaría la actual. GREENPEACE / COLECCIÓN PRIVADA/ PEDRO ARMESTRE