Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Borrell rememora “las puertas” que abrió la Unión Europea en la historia de España

El ministro en funciones de Asuntos Exteriores alaba a Fernando Morán en la presentación de un libro que homenajea al político

Borrell interviene en la presentación del libro.
Borrell interviene en la presentación del libro.

Todo el mundo tiene derecho a desconectar. Incluso los políticos. Y cada cual a su manera. Josep Borrell, ministro en funciones de Asuntos Exteriores, lo ha hecho en la tarde de este viernes en la Escuela diplomática de Madrid. Borrell ha formado parte de la presentación de un libro que homenajea a Fernando Morán, quien propició, también al mando de Exteriores, que España ingresara en la actual Unión Europea (UE) en 1986. El cóctel era perfecto: recordar la importancia de esta incorporación, lucir de antemano el cargo de alto representante europeo que se oficializará en noviembre y, de paso, reencontrarse con colegas diplomáticos.

La obra se titula El lugar de España en las Relaciones Internacionales. XXXIII aniversario de la incorporación de España a la Unión Europea y recopila testimonios de académicos y personalidades de cuando España entró en el prestigioso club allende los Pirineos. Borrell ha aludido a la cordillera en dos ocasiones durante su discurso, rico en anécdotas e ironías: la una para explicar que, gracias a la labor de Morán, Europa ya no terminaba al sur de Francia. La otra, para ensalzar a su pueblo, Pobla del Segur (Lleida), como lugar natal de otro ministro de Exteriores, Pedro Cortina, que dirigió esa cartera a finales del franquismo.

Borrell ha estado acompañado por Adrián Barbón, presidente socialista del Principado de Asturias; Antonio López, catedrático de Derecho Constitucional; y Clara Morán Calvo-Sotelo, hija del homenajeado, que no ha acudido por motivos de salud y edad (93 años). Los ponentes han echado la vista atrás y han quedado patentes las diferencias de edades: el ministro de Exteriores se ha reído cuando Barbón, de 40 años, ha recordado que él estaba aprendiendo a multiplicar cuando Morán trabajaba por la entrada de España en la UE. Borrell, de 73 años, era entonces secretario de Estado de Hacienda.

El acto ha comenzado con imágenes de Morán junto a ilustres personajes europeos. Borrell, que observaba atento, ha abierto su intervención con emotividad: “Si se me quiebra o enmudece la voz o se me mojan los ojos no es porque la edad me debilita el alma, aunque puede ser. Se debe a la inevitable emoción del visionado de las fotografías que nos han recordado 37 años de nuestra historia”. Finalmente, no hubo interrupciones mientras enunciaba que cruzar este rellano ha provocado los mejores años para España “desde la batalla de Trafalgar”. Ha matizado, sarcástico, que esta referencia histórica gusta más entre sus colegas europeos.

Para el ministro, al acceder a Europa “se abrió la puerta a un mundo del que fuimos excluidos y siempre quisimos pertenecer”. Borrell, europeísta acérrimo, ha atravesado ese umbral y se ha convertido en vicepresidente de la Comisión Europea y alto representante de la política exterior europea. El ministro en funciones ha terminado su mensaje con alabanzas para Fernando Morán, a quien dice haber descubierto también como novelista. Después ha llegado un alud de fotos, abrazos y obsequios, pues Borrell incluso ha recibido un trabajo universitario sobre la evolución económica de Colombia el siglo pasado. Se lo ha guardado, que nunca se sabe cuándo lo puede necesitar un jefe de la diplomacia europea. Tras la presentación del libro, la tarde ha continuado en otra sala, reservada para diplomáticos y autoridades.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >