Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estabilizado el incendio de Gran Canaria tras tres días de intenso trabajo de los equipos de extinción

El fuego ha arrasado 1.500 hectáreas desde el sábado y ha obligado a evacuar a más de mil personas

Labores de extinción del incendio en Artenara, Gran Canaria.

El Gobierno de Canarias ha declarado estabilizado a las 20.30 de este martes el incendio forestal que se inició el pasado sábado en la Isla de Gran Canaria y que ha afectado a unas 1.500 hectáreas en un perímetro de 23 kilómetros comprendido entre los municipios de Tejeda, Artenara y Gáldar, en la isla de Gran Canaria. El fuego, que quedó contenido la pasada madrugada, ha obligado estos días a desalojar a más de 1.000 vecinos. A lo largo de la jornada de hoy no se han producido reproducciones significativas de las llamas ni situaciones que comprometan la estabilidad en las líneas de control del incendio, según los equipos de extinción.

La labor de los bomberos ha permitido abrir ya las principales carreteras, a excepción de la GC-150 entre Cruz de Tejeda y Pinos de Gáldar. Con todo, se mantiene el nivel 2 de emergencia y continúan activados todos los medios de extinción necesarios, que realizarán labores de vigilancia para controlar los puntos calientes y posibles reactivaciones dentro de la zona quemada. Los equipos, en los que han participado unos 600 efectivos terrestres y hasta 14 medios aéreos, seguirán esta noche humedeciendo el terreno y haciendo tareas de remate y consolidación. Además, el Ejecutivo regional mantiene la prohibición de actividades recreativas, lúdicas, festivas, turísticas y deportivas, especialmente aquellas que supongan una concentración importante de personas. De hecho, Ayuntamientos como el de Artenara ya han anunciado el aplazamiento de sus tradicionales fiestas de La Cuevita, previstas para estas semanas.

En la mañana de este martes, el presidente del Gobierno canario, el socialista Ángel Víctor Torres, ya se mostraba optimista tras la labor de extinción de la madrugada: "Noche dura que amanece con la evidencia del grandísimo trabajo realizado por los equipos de extinción de incendios", dijo a través de Twitter. Con la llegada del día pudieron regresar a sus viviendas también los residentes del municipio de Tejeda que pasaron la noche en los centros adaptados por el Ayuntamiento de Gáldar, tras haber sido evacuados la madrugada del lunes por la cercanía de las llamas.

La preocupación durante este martes fue completar la extinción del incendio y no dar posibilidad a que las llamas se reactiven ante la la llegada de una ola de calor en los próximos días, lo que podría haber complicado las labores de extinción del incendio. El fuego no ha provocado ningún herido, aunque sí un "daño al patrimonio" de la isla, según definió este lunes el presidente Torres. Este lamentó que las llamas hayan tenido origen en "una imprudencia y una temeridad humana". La Guardia Civil detuvo el sábado al presunto responsable del incendio, que lo habría provocado al utilizar un aparato para soldar, según las autoridades locales. Este martes, la jueza del juzgado Número 2 de Arucas ha decretado prisión preventiva eludible con fianza de 25.000 euros para el presunto autor del incendio, a quien se le imputa un delito de incendio. En su declaración, según ha podido saber EL PAÍS, el investigado ha reconocido que el inicio de las llamas fueron fruto de una imprudencia al encontrarse soldando una puerta en su finca.

Otro incendio

Un segundo incendio forestal fue declarado durante la noche del lunes en otro punto de la isla, Cazadores. La rapidez con la que se propagaron las llamas hizo que el Cabildo de Gran Canaria —administración competente de la actuaciones— ordenara la evacuación de 10 personas en Montaña Las Tierras, en Guayadeque, 11 en Lereta y cuatro en Cueva Domínguez. Medios que estaban apostados en los municipios de Tejera, Artenara y Gáldar se desplazaron hasta este segundo punto ubicado en las medianías del este de la isla. A primera hora de la mañana el incendio, que había afectado a 50 hectáreas, se daban por controlado y la institución insular permitía que a los vecinos volver a sus casas. La Guardia Civil baraja la hipótesis de que fue provocado y se ha iniciado una investigación para localizar y detener al autor.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información