Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ganadores y perdedores del último debate

Ocho politólogos, consultores y profesores dan vencedor por unanimidad a Pablo Iglesias y una mayoría cree que el perdedor es Albert Rivera. Estas son sus razones

Debate Atresmedia

Ocho analistas, cinco mujeres y tres hombres, del grupo de expertos de Agenda Pública analizan en EL PAÍS a quién consideran ganador y a quién perdedor del debate electoral que se ha celebrado este martes en Atresmedia entre los cabezas de lista del PP, PSOE, Unidas Podemos y Ciudadanos para las elecciones del 28-A. Los expertos consideran por unanimidad que ha ganado Pablo Iglesias y una mayoría cree que ha perdido Albert Rivera. Este mismo análisis se realizó en el debate de TVE, consulte aquí las conclusiones a las que llegaron en este caso.

1.- Ignacio Molina

¿Quién ha ganado?

Iglesias: en un ambiente tan bronco, se agradeció su tono moderado y constructivo. Lástima que esa nueva faceta de Podemos como adalid de la Constitución sea tan poco creíble cuando se confronta con su candidato por Barcelona.

¿Quién ha perdido?

Jugó a la defensiva y acaba con un empate o una derrota que, en todo caso, es solo por la mínima ya que de este lance se confirma que Iglesias solo aspira a acompañarle y, además, ahora queda menos claro quién lidera la oposición.

Aunque Sánchez planteó a priori los debates para atacar a los dos partidos del centroderecha por su conexión con Vox, el revés de la Junta Electoral le hizo conformarse con escapar del aprieto manteniendo la ventaja acumulada en los sondeos, al modo de los equipos de fútbol a los que no importa perder un partido si se clasifican "por el global de la eliminatoria". Sorprende que no haya explotado mejor su figura presidencial apelando a asuntos inexplicablemente ausentes en estos dos días como la política europea, la seguridad o el desarrollo sostenible. En ese contexto, tanto el sorprendentemente institucional Iglesias como el agresivo Rivera han sabido aprovechar la ocasión para cambiar su tendencia a la baja a lo largo de esta larga, eterna, campaña.

2.- Rodrigo Tena

¿Quién ha ganado?

Iglesias, por perseguir con constancia, claridad y solidez su objetivo de pescar en la izquierda del PSOE

¿Quién ha perdido?

Sánchez, porque cuando uno piensa que basta con no perder para ganar, suele perder.

Un debate electoral no lo gana quien utiliza el argumento mejor fundamentado, sino quien sale con mejor expectativa de voto de cómo entró. Desde esta perspectiva el debate fue rentable para Iglesias, empeñado en proponerse como un diligente socio de gobierno, arrepentido de sus excesos del pasado, y con capacidad para forzar la mano del PSOE. Correlativamente, Sánchez jugó a unas tablas que presuponía que le favorecían a estas alturas, pero esa actitud dejó demasiado en evidencia sus debilidades. En la derecha Rivera resultó demasiado histriónico y se encontró con un Casado muchísimo más sólido, que presumiblemente frenó fugas de votos por sus dos márgenes.

3.- José Moisés Martín

¿Quién ha ganado?

Pablo Iglesias. Mantiene un tono propositivo y maneja un discurso mucho más asertivo, sin perder las formas.

¿Quién ha perdido?

Albert Rivera. No cumple expectativas. Buscaba el KO de Sánchez y aparecer como líder de la oposición, pero no alcanza el nivel y resulta nervioso y bronco.

El debate ha sido mucho más dinámico y flexible que el primero, donde se ha visto crecer a Pablo Casado liderando claramente la oposición, particularmente en la gestión de la economía, aun con datos de difícil confirmación. Pedro Sánchez entró más al cuerpo a cuerpo con Rivera, perdió pie en los componentes económicos del debate frente a Casado y se creció en los aspectos sociales. Iglesias se impone con una presentación razonada de su programa, reclamando alianzas con el PSOE y confrontando desde la seriedad con los partidos de centro derecha. Rivera busca el knock out sin lograrlo, abusa de la teatralidad y pierde credibilidad.

4.- Paola Locascio

¿Quién ha ganado?

Pablo Iglesias. Seguro, sosegado, solvente.

¿Quién ha perdido?

Albert Rivera. Nervioso, irritado e irritante.

A pesar de las diferencias de formato, el debate ha confirmado las tendencias de este lunes. Casado, más centrado que en TVE y más visible, no ha podido renunciar a subir los tonos en exceso y utilizar argumentos dudosos y formas estridentes en temas sensibles, como la violencia de género. Sánchez, a pesar de argumentos sólidos, no ha renunciado a meterse en el barro perdiendo efectividad. Rivera ha mostrado nerviosismo interrumpiendo y ha vuelto a utilizar recursos más que discutibles (como el marco). Iglesias consigue su objetivo: mostrarse como dirigente de Gobierno.

5.- Marga León

¿Quién ha ganado?

Iglesias. Con la libertad que le otorga quedar al margen de los fuegos cruzados, se afirmó en el tono sereno, respetuoso y dialogante del lunes.

¿Quién ha perdido?

Rivera. Tuvo momentos brillantes pero quizá llegó con las expectativas altas y en demasiadas ocasiones le pudo la arrogancia.

Empezó regular el debate de este martes. Les preguntaron por empleo y salió Torra, la tesis de Sánchez y el libro de Abascal, pero pasado este momento, el debate cogió ritmo. Este lunes Xabier Fortes interpeló varias veces: “los mensajes están bien, pero que se crucen las propuestas”. Este martes, en cambio, por momentos se atropellaban los unos a los otros. Las preguntas forzaron a los candidatos a entrar en propuestas concretas sobre el aborto, la inmigración, la eutanasia o el alquiler. Pero debía de haber acabado ahí. El marquito de fotos pudo tener gracia una vez, pero no dos y los toma y daca entre Sánchez y Rivera se volvieron insufribles hasta para sus compañeros de plató.

6.- Argelia Queralt

¿Quién ha ganado?

Pablo Iglesias, especialmente por el tono, sereno y conciliador.

¿Quién ha perdido?

Albert Rivera quien no es capaz de mantener un diálogo sereno con el resto de candidatos.

El debate de Atresmedia ha comenzado más bronco que el debate de RTVE; una de las palabras más repetidas en la primera parte ha sido “mentira”, en la que se han enmarañado Rivera, Sánchez y Casado. A diferencia de este lunes, Sánchez se ha dejado arrastrar en varias ocasiones por la impertinencia de Rivera. El candidato de Ciudadanos se muestra incómodo en su papel de muleta del Partido Popular, lo que le lleva a sobreactuar en exceso. En este escenario, Pablo Iglesias ha sido capaz de diferenciar su discurso del resto, mediando entre los demás, saliendo, incluso, en defensa de Sánchez en alguna ocasión. Dos bloques políticos que deberán entenderse en un parlamento altamente fragmentado.

7.- Carmen Muñoz

¿Quién ha ganado?

Pablo Iglesias, ocupa el territorio de lo institucional y se ancla a la idea del fiel escudero.

¿Quién ha perdido?

Pablo Casado, su discurso es como la llegada a Euskadi en 8 apellidos vascos.

Segundo round finalizado y, con él, la campaña electoral. Bendita Semana Santa. Debate tedioso, enmarañado y vergonzante por momentos para la audiencia y a prueba de lexatines y mindfulness para los candidatos, mención a la tesis incluida. Iglesias ha terminado siendo el candidato más institucional y con el mensaje de más amplio espectro social. Casado por momentos se salvó de la quema, pero su cierre más que de oro terminó siendo vantablack. Sánchez más flojo que el día previo (es verdad que es más viejo) mantuvo su segunda posición y Rivera, con buenas ideas, perdió en la escena.

8.- Mercè Vilarrubias

¿Quién ha ganado?

Pablo Iglesias. Ha mantenido un tono moderado, ha sido hábil, con propuestas claras y se ha presentado, con credibilidad, como la garantía de izquierdas.

¿Quién ha perdido?

Albert Rivera. No ha respondido a las expectativas que levantó este lunes, en parte por una mejor actuación de Pablo Casado.

Este segundo debate ha sido más vivo, no tan encorsetado como el de ayer y con frecuentes encontronazos, también entre Rivera y Casado. Se han discutido cuestiones más concretas y ha habido menos monólogos. Se ha evidenciado que un pacto entre Sánchez y Rivera es imposible. Sánchez ha resistido pero ha mostrado dificultad en elaborar los temas, centrándose en enumerar las acciones concretas hechas por el Gobierno en estos últimos meses. Rivera ha hablado de un pacto de Estado por la inmigración pero el tono bronco del debate y de los últimos meses no augura pactos y acuerdos entre los cuatro partidos.

Este artículo ha sido elaborado por Agenda Pública para EL PAÍS

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información