Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenado a 11 años de cárcel un exentrenador de fútbol que abusó de tres menores

El extécnico suscribía contratos con sus víctimas para lograr someterlas

exentrenador de futbol abuso
Fachada de la Ciudad de la Justicia de Málaga.

Un exentrenador de fútbol juvenil de Málaga ha sido condenado a 11 años de cárcel por abusos sexuales continuados a tres menores que jugaban en los equipos en los que era técnico. La sentencia ha sido dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que eleva dos años la pena impuesta al acusado en primera instancia por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial por “la gravedad” de uno de los casos. El delito se prolongó con uno de los chicos durante dos años y hubo felaciones mutuas, resalta el fallo. El extécnico suscribía contratos con sus víctimas para lograr someterlas.

El condenado seleccionaba a jóvenes que consideraba “más vulnerables” para proponerles un entrenamiento personalizado y convertirlos en jugadores de fútbol profesional. A su primera víctima, de 15 años, la convenció en agosto de 2008 para que firmara lo que él llamaba “un contrato de futbolista”, un documento en el que el menor se comprometía a obedecer al entrenador, “a comportarse con lealtad y honradez y a guardar secreto”. No tenía ninguna validez legal y se hacía “sin el consentimiento y el conocimiento” de los padres del chico. El contrato recogía que no seguirían los entrenos del chaval en caso de que no se aceptaran las “peticiones y órdenes” del entrenador, e incluso hablaba de una indemnización de 100 millones de euros en caso de incumplimiento.

Los entrenamientos a solas con este chaval eran en zonas alejadas del núcleo urbano de Málaga. El técnico le hacía regalos a su víctima y le prometía que “llegaría lejos en el fútbol personal”. Movido “por un ánimo libidinoso”, le compraba ropa deportiva de pequeñas dimensiones que le exigía ponerse sin ropa interior, precisa la sentencia. La situación de abusos sexuales con este menor, que se encuentra en tratamiento psicológico, se prolongó durante alrededor de dos años, y además de tocamientos, el hombre obligó a su víctima “a hacer o dejarse hacer felaciones”.

Por este caso, el exentrenador fue condenado por la Audiencia de Málaga el pasado enero a cuatro años de cárcel por un delito continuado de abusos sexuales, una pena que la Sala de lo Civil y Penal del TSJA ha subido ahora hasta los seis años, tras un recurso presentado por la acusación, por la “gravedad” y el tiempo prolongado en que se dieron esos abusos. También ha elevado de siete a 10 años el tiempo en que el condenado tiene prohibido comunicarse con este menor.

A su segunda víctima, de 14 años, se acercó a finales de 2010 y principios de 2011 y también le hizo firmar el “contrato de futbolistas”. Hubo un tercer caso con un chico de 15 años en marzo de 2013, con el que el acusado procedió de la misma manera. Los abusos sexuales con este último (tocamientos en los genitales) se produjeron durante dos meses y la pena impuesta al acusado fue de un año de cárcel. En el caso del menor de 14 años, a quien el extécnico le practicó una felación, la condena se fijó en cuatro años de prisión.

Más información