Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Casa del Rey cree que el incidente entre las reinas Letizia y Sofía se ha magnificado

Los partidos políticos evitan pronunciarse sobre un asunto que consideran privado

La Reina Letizia saluda a su llegada al Colegio de Médicos de Madrid. En vídeo, el desencuentro producido el pasado domingo en Palma. VÍDEO: ATLAS

Cuando salía este jueves de un acto en la sede de la Organización Médica Colegial, en la céntrica Plaza de las Cortes de Madrid, la Reina pudo escuchar algún pitido y la voz de una mujer que le gritaba: "¡Fuera! ¡Antipática! ¡Floja!". Fue un hecho aislado, pero refleja la convicción, ampliamente extendida, de que doña Letizia le hizo un feo a doña Sofía cuando el pasado domingo, a la salida de la catedral de Palma, tras la misa de Pascua, obstruyó el intento de su suegra de hacerse una fotografía con sus dos nietas.

La Casa del Rey ha guardado silencio ante un vídeo que se ha hecho viral en las redes y ha desencadenado todo tipo de comentarios, algunos tan dramáticos que parecían elevar lo sucedido a la categoría de crisis de Estado. En conversación informal, fuentes de La Zarzuela se limitan a señalar que el incidente se ha magnificado y que las imágenes no reflejan lo que realmente pasó. "La ceremonia duró casi dos horas y lo que se ve son solo unos segundos", alegan.

Aunque admiten que el gesto de doña Letizia —cruzándose entre el fotógrafo y el grupo formado por la reina Sofía y sus nietas y dirigiéndose luego a la princesa Leonor, quien se soltó del brazo de su abuela— puede resultar "más o menos desafortunado", sostienen que la familia del Rey marchó luego a almorzar al Palacio de Marivent, sin que existiera ningún clima de tensión.

Sobre la posibilidad de que ambas reinas aparezcan juntas en público para disipar la idea de que se llevan mal, las mismas fuentes subrayan que "lo que suceda sucederá con toda normalidad. No se va a forzar nada".

Quien parece ser consciente del demoledor efecto que ha tenido el vídeo es la propia doña Letizia. Su amiga Imma Aguilar, tras hablar con ella, aseguró ayer que esta se encuentra "preocupada y bastante desolada, ya que la Reina está muy comprometida con el cuidado de su imagen y la de sus hijas". Respecto a su comportamiento en la catedral de Palma de Mallorca, explicó que fue "una tontería, un gesto natural".

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, se mostró ayer sumamente cauto respecto al incidente cuando fue preguntado en Onda Cero. Tras asegurar que él no es "sospechoso de no ser crítico con la Monarquía", agregó que "las cuestiones de familia, enfados o tensiones son asuntos privados" sobre los que no se iba a pronunciar. "No voy a ser yo quien entre a valorar si hay una disputa entre las reinas", subrayó, pues sobre "el Rey en tanto padre, la Reina en tanto madre o la Reina en tanto abuela", no tine "nada que decir" más que mostrar el "máximo respeto".

Iglesias añadió que, aunque puede ser "implacable" con la actuación política de la Monarquía, su opinión sobre Felipe VI es "buenísima" como persona. Es un hombre "culto, enormemente educado, buen conversador y una persona agradable".

Preguntado por el polémico vídeo, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, declaró el pasado miércoles que "en todas las casas cuecen habas". Aunque aseguró que no es su caso, ya que mantiene "una relación extraordinaria" con sus suegros, el líder socialista afirmó que "la relación con la familia política es siempre compleja".

En La Zarzuela sostienen que ahora se trata de "seguir trabajando", sin que lo sucedido altere la agenda de los Reyes, que ayer cumplieron sus compromisos previstos: presentación de cartas credenciales de embajadores (Felipe VI) y acto sobre el tratamiento informativo de la discapacidad (doña Letizia). Aunque saben que a partir de ahora se mirarán con lupa los gestos de la Reina. Más si cabe.

Más información