Los presidentes autonómicos dificultan los pactos que buscan Rajoy y Sánchez

Los dos líderes tienen que consensuar posiciones dispares dentro del PP y el PSOE

No habrá pacto sobre financiación autonómica si los líderes territoriales del PSOE y del PP no están de acuerdo. Esta es la dificultad con la que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se van a encontrar en su búsqueda de pactos de Estado relevantes. Los dirigentes de la formación que sostiene al Gobierno ponen la carga de la dificultad en el PSOE, al presuponer que su cohesión interna es más débil, pero tampoco los presidentes del PP están satisfechos con la tardanza del Ejecutivo en presentar una propuesta.

Mariano Rajoy y Ximo Puig, en Castellón.
Mariano Rajoy y Ximo Puig, en Castellón. Ángel Sánchez

Aún no se ha dado un paso para pactar un nuevo modelo de financiación autonómica y una política nacional sobre el agua y ya hay quienes lo consideran muy difícil, cuando no imposible. Rajoy y Sánchez fueron muy conscientes de sus respectivas realidades políticas cuando la pasada semana acordaron intentar esos acuerdos, como adelantó EL PAÍS. Sus presidentes autonómicos tienen mucho que decir al respecto y la desconfianza es el punto de partida. Una posición es la de las cúpulas de los partidos, y otra es la que representan los Gobernantes territoriales con intereses, además, muy diferentes, por la propia diversidad de cada autonomía.

Más información
El fracaso en Cataluña dispara la tensión entre el Gobierno y el PP
Rajoy y Sánchez acuerdan negociar pactos de Estado
Incertidumbre en el PP por la candidatura de Rajoy

El PSOE elaborará “un marco común” en el que prime la defensa del Estado de bienestar, aunque después serán las comunidades las que discutan con el Gobierno en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, como adelantó ayer el secretario de Organización, José Luis Ábalos. Los socialistas reclaman al Ejecutivo que si quiere un pacto acepte destinar a educación un 5% del PIB —ahora es el 3,6%—, un 7% a sanidad —5,57%— y un 2% en dependencia, excluyendo la renta mínima.

En el ánimo de la dirección nacional no está abrir frentes con los presidentes socialistas, que defienden con celo sus competencias. Ayer se vio de inmediato. El secretario de Organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo, mano derecha de la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, advirtió de que “la negociación de la financiación autonómica corresponde al Gobierno central con las comunidades autónomas”. Un aviso tanto a Rajoy como a Sánchez.

Los ánimos están caldeados, como se aprecia en los contactos públicos y privados que mantienen los presidentes autonómicos de los dos partidos. El sábado, los presidentes de Valencia y de Castilla-La Mancha, Ximo Puig y Emiliano García-Page, ambos socialistas, se reunieron en la capital valenciana y lanzaron un completo informe sobre sus necesidades en financiación autonómica.

Tras los contactos entre los dos líderes, el PSOE ve necesario empezar a dar pasos para no generar frustración ante las expectativas creadas, y urgirá al Gobierno a que presente ya una propuesta. Al tiempo, desde la dirección federal se hace todo lo posible por templar gaitas con los suyos. Así, convocará un Consejo Federal, que reúne a todo el poder territorial, para acercar posiciones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sin propuesta del PP

El PP, por su parte, se encuentra con la dificultad de que el Gobierno aún no haya presentado su propuesta. Para llenar ese vacío, los portavoces populares coincidieron ayer en requerir al PSOE que tengan “una sola voz”, como hizo el vicesecretario de Comunicación, Pablo Casado. Esa estela siguió el presidente del PP de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla: “Lo que pido a la señora Díaz es que evite una vez más la confrontación con el Gobierno, que dialogue con su propio jefe y que lleguen a un acuerdo entre ellos”. La alusión a la diversidad de voces fue también el arma arrojadiza del presidente del PP extremeño, José Antonio Monago, contra el de la comunidad, el socialista Guillermo Fernández-Vara.

Todos esos dirigentes populares obviaron que los presidentes de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ambos del PP, alzan sin tapujos su voz reclamando al Gobierno que presente su propuesta de financiación, que ya acumula casi cuatro años de retraso. De hecho, estos presidentes populares se reúnen y están en contacto con otros socialistas para poner en común sus preocupaciones.

El Ejecutivo busca el apoyo de Canarias

El equipo de Cristóbal Montoro busca apoyos de Gobiernos autonómicos más allá de los Ejecutivos que controlan el PP y el PSOE.

Así, Rosa Dávila, consejera de Hacienda de Canarias, que gobiernan los nacionalistas de Coalición Canaria, confirmó ayer que las dos partes han mantenido cuatro reuniones desde noviembre de 2017 y que la próxima cita será el 1 de febrero.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS