Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una coreografía cuidada hasta el último detalle

La sala de audiencias del Palacio de La Zarzuela, escenario del cuarto mensaje navideño de Felipe VI

El Rey Felipe VI durante su mensaje de Navidad.

El mensaje navideño del Rey se cuida hasta el último detalle. No solo el texto del discurso, consensuado entre la Casa del Rey y el Gabinete de Presidencia del Gobierno, sino también cada objeto que aparece en pantalla durante los 11 minutos y 55 segundos de emisión.

El lugar elegido este año ha sido el salón de audiencias de La Zarzuela, donde el Monarca recibe a las visitas oficiales. Se trata de un escenario a mitad de camino entre la solemnidad del Salón del Trono del Palacio Real, donde pronunció el discurso navideño de 2015, y la intimidad familiar de la sala de La Zarzuela habilitada para su primer mensaje, en diciembre de 2014. El año pasado lo hizo desde su despacho, donde también grabó su intervención sobre la crisis catalana del pasado 3 de octubre.

Como esa última ocasión, en el escenario de este año se han colocado las banderas de España y la Unión Europea. En imagen aparecen igualmente una fotografía de la Familia Real (los Reyes, la princesa Leonor y la infanta Sofía) tomada el pasado verano en el Palacio de Marivent (Palma de Mallorca), objetos relacionados con las fundaciones Princesa de Asturias y Princesa de Girona, un busto de Carlos III, dos libros relacionados con el patrimonio español y dos óleos del siglo XVIII habituales en ese salón. El Rey viste traje gris, camisa blanca con raya fina y corbata en tonos azules.

Inmediatamente antes y después del discurso se emite el himno nacional con imágenes de la fachada del palacio de la Zarzuela y de actividades de la Familia Real durante este año.

Más información