Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla se alían para exigir un 75% de descuento en vuelos a la Península

Las cuatro regiones piden una reunión con el Ministerio de Fomento para mejorar la conectividad

Aeropuerto de Palma de Mallorca, en Baleares.
Aeropuerto de Palma de Mallorca, en Baleares.TOLO RAMÓN

Las comunidades de Canarias y Baleares y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla han alcanzado un acuerdo sin precedentes para exigir al Gobierno central el incremento del descuento de residente del 50% actual al 75% en los vuelos y trayectos marítimos que unen los cuatro territorios con la Península. Además, las cuatro regiones también reclaman la bonificación del 100% de la tasas aeroportuarias y la aplicación del descuento de residente al precio que se paga por transportar un vehículo en barco a la península.

Palma ha acogido este jueves una reunión de trabajo en la que han participado los responsables de las políticas de transporte y turismo de los cuatro territorios, que aglutinan los intereses de casi 3,5 millones de españoles que viven fuera del territorio continental y que ven mermadas sus posibilidades de desplazamiento a la península y dentro de la misma comunidad autónoma. Los representantes de las dos comunidades y las dos ciudades autónomas han firmado una carta dirigida al Ministerio de Fomento para solicitar una reunión con Íñigo de la Serna y tratar las reclamaciones que han acordado en la jornada de trabajo.

Actualmente los ciudadanos de Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla tienen un descuento del 50% sobre el precio de los billetes aéreos y marítimos a la península, aunque pagan la totalidad del precio de las tasas aeroportuarias. Esto provoca que en determinados trayectos el residente abone mucho más dinero por las tasas que por el trayecto. Además de este descuento, en los dos archipiélagos los residentes cuentan con una bonificación del 75% de los vuelos entre islas, declarados de Obligación de Servicio Público y con un precio máximo fijado de unos 90 euros que la aerolínea no puede superar.

“Las reivindicaciones no son ningún privilegio de ninguno de los territorios, sino un hecho de justicia porque los ciudadanos de estas cuatro regiones no están en igualdad de condiciones que el resto de residentes de la península que tienen una mayor capacidad y facilidad para moverse entre comunidades”, ha manifestado rotundo el vicepresidente y consejero de Obras Públicas y Transportes de Canarias, Pablo Rodríguez. Son precisamente los dos diputados nacionalistas canarios en el Congreso los que pueden tener la llave para que estas reivindicaciones sean una realidad, como ocurrió con el incremento del descuento en los vuelos interislas que Nueva Canarias recibió a cambio de apoyar los Presupuestos Generales del Estado de 2017. El vicepresidente canario ya ha avanzado que el incremento de los descuentos con la Península y la bonificación de las tasas aeroportuarias son dos de las reclamaciones que consideran “imprescindibles” a cambio de dar su apoyo a los Presupuestos Generales del Estado para el año que viene.

Un coste de 130 millones

Las reclamaciones de los cuatro territorios tendrían un coste de unos 130 millones de euros para las arcas estatales, una cantidad de los representantes políticos de Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla consideran “asumibles” en el contexto de unos Presupuestos Generales del Estado. El coste de incrementar el descuento y sufragar las tasas en Baleares sería de 70 millones, 122 en Canarias, seis en Melilla y cuatro en Ceuta.

Los cuatro gobiernos reconocen que un incremento de la bonificación no conlleva aparejado un abaratamiento del precio del billete, ya que la compañía puede subir el precio sin límite. El vicepresidente canario ha explicado que tras analizar el comportamiento del mercado durante los últimos 14 años -en los que el descuento ha variado desde un 33% inicial al 50% actual- el aumento de la bonificación no ha sido proporcional a la bajada del precio del billete.

“El incremento del descuento no da garantías al 100%, pero la bonificación de las tasas sí”, ha señalado Rodríguez, que subraya que en algunos trayectos las tasas representan el 66% del precio total del billete y en los casos menores el 25%. “Esta medida repercute con garantías en el precio final que paga el ciudadano”, sostiene el vicepresidente canario, apoyado por el viceconsejero de Turismo de Melilla, Javier Mateo, que cree que esta la bonificación de las tasas “cuesta menos al Estado” y será más fácil de conseguir. El consejero de Movilidad, Territorio y Energía del Gobierno balear, Marc Pons, también ha detallado que entre el resto de reclamaciones de los cuatro territorios figuran la cogestión de los aeropuertos y un contrato público para garantizar un suministro adecuado en precio y frecuencia de las mercancías peligrosas por vía marítima.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50