Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno mantendrá la dispersión de presos mientras ETA no se disuelva

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha rechazado "hoy por hoy" cambiar la política penitenciaria

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, durante su visita, ayer al puerto de Algeciras, Cádiz.
El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, durante su visita, ayer al puerto de Algeciras, Cádiz. EFE

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, lo dijo en enero, lo subrayó en abril tras el desarme de ETA, y lo ha vuelto a repetir esta mañana: El Gobierno no va a poner fin a la dispersión de los presos de ETA mientras la organización terrorista, ya desarmada, no se disuelva y sus integrantes abracen la legalidad. El pasado enero fue contundente en Sevilla, durante el homenaje al que fuera concejal de su ayuntamiento, Alberto Jiménez Becerril y su esposa, Ascensión García, asesinados por ETA hace 19 años, al asegurar que primero tienen que moverse los presos.

Esta mañana, apenas 24 horas después de que el lehendakari adelantara en la basílica de Loiola que va a trabajar para que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cambie ese criterio, ha vuelto a dejarlo claro en una entrevista en Europa Press. "Primero", ha mediado Zoido, "tendría que resolverse la disolución definitiva de ETA, pedir perdón, la entrega definitiva de las armas y, una vez que se hubieran arrepentido e incluso esclarecido temas pendientes, es cuando se podrían dar algunos pasos para ver qué se puede hacer".

Zoido ha hecho esas declaraciones el mismo día en el que la izquierda abertzale ha acudido al tanatorio de Galdakao, con todos sus cuadros directivos, el Consejo Nacional de Sortu, al velatorio por el preso de ETA Kepa del Hoyo, que falleció haciendo deporte en la cárcel de Badajoz.

La muerte del preso y los homenajes con los que los herederos de Herri Batasuna le han agasajado, han avivado el debate sobre la dispersión, sobre todo después de que el propio líder de Eh Bildu atribuyera su fallecimiento a esa política de alejamiento de los terroristas de Euskadi para desconectarles de la banda. Arnaldo Otegi declaró ayer que a del Hoyo "le han matado tras años de encarcelamiento y dispersión". A renglón seguido pidió una hoja de ruta para poner fin a esa política, en un llamamiento cuyo destinatario principal era el PNV. El lehendakari. Íñigo Urkullu también le respondió en Loiola: "Asuman la responsabilidad que han tenido en que los presos no se acojan a los beneficios penitenciarios", le dijo a Otegi, recordándole que hasta el pasado año la izquierda abertzale no allanó y retiró los obstáculos de la pista de aterrizaje para que los presos de ETA pudieran acogerse a los beneficios individuales.

Varias decenas de personas se congregaron el martes por la noche ante el tanatorio del barrio bilbaíno de Bolueta para recibir el féretro del preso de ETA con ikurriñas y banderas en las que se pedía el traslado de los presos "a casa". Antes de este recibimiento en Bolueta, decenas de personas también se manifestaron por las calles del municipio vizcaíno de Galdakao, localidad en la que residía del Hoyo, condenado a 30 años, para "denunciar su muerte". Además, se celebraron otras marchas en otros municipios vascos y actos en las tres capitales de Euskadi.

El PP o Ciudadanos creen que esos actos "son inaceptables". El presidente del PP de Álava, Iñaki Oyarzábal, ha calificado de "absolutamente inaceptables" esos homenajes y los que van a continuar a lo largo de la semana. Además, ha responsabilizado al "entorno de ETA" de mantener "durante tantos años una estrategia que penalizaba que los presos pudieran acogerse a beneficios penitenciarios" y emprender un camino de dispersión.

El ministro, sin embargo, ha separado la transferencia de prisiones, de la política penitenciaria. "Si lo tiene ya Cataluña, es lógico que el País Vasco considere oportuno iniciar el camino de solicitar la competencia", ha señalado, subrayando que esto no se hace efectivo "de la noche a la mañana". "Pasa bastante tiempo", ha subrayado Zoido. A renglón seguido ha asegurado que el pilar básico de la lucha antiterrorista del Gobierno es mantener la "defensa de las víctimas del terrorismo y sus conceptos tan claros de memoria, justicia y verdad", ya que, de esta forma, se garantiza que prevalezca "el relato basado en la realidad sin utilizar vías indirectas o eufemismos".

Más información