Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro Sánchez valora proponer a Robles como portavoz en el Congreso

El nombramiento se conocerá el lunes y se ratificará el martes

Pedro Sánchez mantiene aún la incógnita de quién será portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados. Se inclina por proponer a Margarita Robles, según fuentes de su entorno. No obstante, la decisión no es definitiva y no se conocerá hasta el lunes, para que sea ratificada el martes en la reunión del Grupo Socialista. Y ha provocado algunas resistencias internas. Adriana Lastra, vicesecretaria y nueva número dos del PSOE, sería portavoz adjunta del Grupo.

Congreso PSOE Ampliar foto
Pedro Sánchez conversa con José Luis Rodríguez Zapatero en el Congreso del PSOE

El nombramiento de portavoz parlamentario es fundamental en estas circunstancias puesto que Pedro Sánchez no es diputado y quien lo ejerza deberá materializar en el Congreso la estrategia del partido y, por tanto, protagonizar actuaciones como las preguntas en la sesión de control a Mariano Rajoy o los grandes debates en la Cámara. Los portavoces del Congreso y del Senado forman parte de la ejecutiva del partido.

Margarita Robles, que no es militante del PSOE, podría asumir esa tarea, como adelantó ayer el Huffpost y confirman fuentes de la nueva dirección socialista.

En principio, este nombramiento es ajeno al congreso del partido y ha provocado algunas tensiones en el círculo más próximo a Sánchez, por cambios de opinión y por reticencias al perfil de Robles.

Justo después de las primarias la idea era que José Luis Ábalos fuera secretario de Organización del partido y Adriana Lastra se ocupara de la portavocía en el Congreso. Ábalos mantiene el destino tras protagonizar ocasionalmente la intervención de su grupo en la moción de censura de Pablo Iglesias, pero Lastra ha pasado a número dos del partido y, probablemente, del grupo parlamentario. Lastra sería la antagonista de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría en esas sesiones de control de la Cámara.

Desde que Sánchez ganó las primarias, hubo movimientos del PSC para que su diputada Meritxell Batet fuera nombrada portavoz. Argumentaban que su condición de catalana favorecía la intervención del Grupo Socialista en el asunto del proceso soberanista. Batet fue una de las personas de confianza de Sánchez en la anterior etapa, pero luego su relación se deterioró y, finalmente, parece haber quedado descartada para portavoz, aunque sí podría estar en la dirección del Grupo Socialista.

Robles era magistrada del Tribunal Supremo y está en excedencia, fue secretaria de Estado de Interior en la última etapa de Felipe González en el Gobierno y también vocal del Consejo General del Poder Judicial. Sánchez la recuperó para la política como número dos de la lista del PSOE por Madrid. Fue una de los diputados sancionados por negarse a abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy el pasado mes de octubre y después, una de las impulsoras junto a Lastra, Susana Sumelzo, Sofía Herránz y Zaida Cantera de la candidatura de Sánchez.

Si se confirmara el nombramiento de Robles, recordaría al precedente de José Antonio Alonso, que fue también nombrado portavoz del Grupo Socialista antes de ser militante, magistrado en excedencia tras ser vocal del Consejo General del Poder Judicial y miembro del Gobierno, en su caso ministro de Interior y luego de Defensa.

Robles tiene buena relación con dirigentes de Podemos. De hecho, en algún momento Pablo Iglesias la tanteó para que fuera en las listas de su partido en las elecciones generales.

El organigrama del Grupo Socialista prevé un presidente y un portavoz. En principio, el cargo de presidente, que antes ocupaban los líderes del partido, queda vacante y el máximo responsable será el portavoz.

Más información