Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey ofrece España a Japón como mejor aliado en la Unión Europea

El primer ministro Abe hace votos para que la visita "abra un nuevo capítulo de nuestra historia en común"

El rey Felipe VI junto a Shinzo Abe en una ceremonia de intercambio de acuerdos entre España y Japón.
El rey Felipe VI junto a Shinzo Abe en una ceremonia de intercambio de acuerdos entre España y Japón. EFE

El Rey ha ofrecido este jueves en Tokio a las empresas japonesas que sigan utilizando la “excelente plataforma” que constituye España, “como país central de la Unión Europea”, para el desarrollo de sus actividades en la Comunidad Europea, aprovechando una sintonía entre ambos países que se ve favorecida con la visita de Estado a Japón y en un momento de redefinición marcada por el Brexit.

En el discurso que ha pronunciado esta noche el Palacio de Akasaka, una de las dos residencias del Gobierno de Japón, durante el brindis previo a la cena ofrecida por el primer ministro, Shinzo Abe, el jefe del Estado ha confiado en que las compañías españolas y japonesas sigan “reforzando su cooperación tanto en el ámbito de la conectividad como aprovechando conjuntamente las oportunidades” que se presenten en proyectos internacionales de infraestructuras en Asia, África, Europa e Iberoamérica, área esta última en la que España es percibida como puerta de entrada para Japón.

El jefe del Estado ha sido testigo este jueves en el palacio de que esa sintonía basada en principios y valores compartidos cristaliza en acuerdos como los siete instrumentos bilaterales acordados entre España y Japón en materia de movilidad juvenil, turismo, deporte, cultura, investigación médica, cooperación económica y formación de diplomáticos. En un acto previo a la cena, en el que el Rey ha mantenido un encuentro acompañado por la reina Letizia con Abe y su esposa, Akie, se ha realizado el intercambio de estos acuerdos y memorandos bilaterales inspirados en la declaración de Asociación para la Paz, el Crecimiento y la Innovación adoptada por España y Japón en 2013 y que será revisada el año que viene.

Tras el encuentro, el primer ministro ha ofrecido una cena a los Reyes, en cuyo brindis Felipe VI ha mostrado su satisfacción 12 años después de su primera visita con la Reina como Príncipes de Asturias y ha aprovechado para remarcar los vínculos entre ambos países, que es el común denominador de sus discursos en esta visita de Estado.

“Compartimos muchos intereses, también nos unen muchos principios y valores y, gracias a ello, contamos con una sólida amistad que nos fortalece y nos prepara para afrontar mejor los retos globales”, ha expresado. El Rey ha calificado como “una muestra de la riqueza” de esta relación y de la “fortaleza” que ha adquirido tras la adopción de la declaración conjunta de 2013 la firma de estos siete acuerdos.

También ha valorado los pasos dados por Japón en favor del sostenimiento de la paz en el mundo y se ha mostrado esperanzado en que “pronto” Japón y España den “un impulso claro y decidido” a su “cooperación bilateral en el campo de la defensa y la seguridad”. Y ha mostrado su satisfacción el trabajo desarrollado por las empresas de ambos países para promover el crecimiento y el empleo.

“Las empresas japonesas en España han realizado históricamente una contribución muy importante en estos ámbitos. Y ahora, nos agrada saber que, cada vez con más frecuencia, las empresas de nuestros dos países cooperan en terceros mercados aprovechando las aportaciones que cada parte puede hacer a la provisión de bienes y servicios de alta calidad”, ha reseñado.

El Rey ha mostrado su confianza en que ambos países sigan trabajando “para profundizar aún más” en las relaciones económicas y de inversión, “especialmente una vez se concluya el Acuerdo Marco y el Acuerdo de Libre Comercio en negociación entre Japón y la Unión Europea”. En este punto, Felipe VI ha destacado las cualidades de España como mejor aliado para las compañías japonesas en la Unión Europea.

Por su parte, el primer ministro japonés ha dado la bienvenida a los Reyes, que se ha producido en plena eclosión de los cerezos, "como si fuera para recibirlos", y ha tenido una intervención cargada de referencias culturales y gastronómicas españolas, en la que no han faltado Velázquez, Picasso, Dalí, Goya el flamenco y la paella. "España siempre ha estado y seguirá estando muy cerca de nosotros", ha añadido, El primer ministro ha hecho votos para que "la visita de los Reyes abra un nuevo capítulo de nuestra historia en común".

Antes de cerrar su segunda jornada en Japón en este palacio que fue construido como residencia imperial y que ha sido declarado Tesoro Nacional de Japón, el Rey ha participado en diversos actos durante la mañana en el Hotel Imperial, donde se aloja durante su estancia en Japón. Se ha reunido luna representación de los grandes empresarios japoneses, ha inaugurado la vigésima reunión del Comité Bilateral Hispano-Japonés de Cooperación Empresarial y ha concedido audiencias a personalidades japonesas vinculadas al hispanismo y a varios galardonados con los Premios Princesa de Asturias, como los denominados Héroes de Fukushima y Shigeru Miyamoto, creador del videojuego Super Mario.

Por su parte, la Reina ha realizado una visita al Hospital Universidad de Keio, un reputado centro puntero en investigación médica, en el que ha conocido de primera mano el Centro de Inmunoterapia y el Centro de Genética Médica.

Este viernes los Reyes cierran la visita de Estado a Japón en Shizuoka, una ciudad de más de 700.000 habitantes situada a las faldas del Monte Fuji, a la que se desplazan en el tren Shinkansen, más conocido como “tren bala” acompañados por los emperadores. En Shizuoka realizan una visita al Centro de Estudio, Concienciación y Prevención de Catástrofes Naturales provocadas por Movimientos Sísmicos. Luego acuden al santuario sintoísta de Sengen Jinja y de allí al aeropuerto Monte Fuji, desde donde parten hacia España.

Más información