Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La gestora reivindica al PSOE como la izquierda del cambio en España

Los responsables del partido apelan a la unidad y muestran el orgullo de 22 años de Gobierno

PSOE Ampliar foto
Madina, Jiménez y Fernández durante el Foro político del PSOE.

La gestora del PSOE propone a la militancia que del congreso del mes de junio salga un partido “unido, con proyecto para un cambio tranquilo” y preparado para ganar las elecciones, al ser la fuerza de la izquierda que puede representar a una mayoría. Los responsables del partido mostraron el orgullo de haber gobernado durante 22 años y ahora deben evitar convertirse “en un partido sin rumbo, ideas ni proyecto y ser una mera plataforma electoral al servicio de un líder que reclame autonomía”, avisó el presidente de la gestora, Javier Fernández.

El contenido del foro político organizado por la gestora, bajo el título El futuro empieza con más socialdemocracia y con la asistencia de más de 600 personas, ha dado el material para elaborar la ponencia marco que los socialistas discutirán en su congreso de junio. Ayer se plasmó en tres ponencias, con catedráticos, expertos y profesionales de distintas materias, sin carné de partido, en las que la fractura del PSOE no asomó. Los políticos, sin embargo, alineados con la candidatura de Susana Díaz, que hoy hará pública, entraron de frente contra los postulados de Pedro Sánchez.

El presidente de la gestora, Javier Fernández, entró de lleno. Antes de que empezara a hablar, el auditorio le brindó un aplauso de minuto y medio que volvió a repetirse al cierre. En medio de un discurso de 30 minutos, sin leer una línea, alertó contra la tendencia a dejar en manos de los militantes todas las decisiones en detrimento de los órganos de representación del partido. “Queremos no una organización burocratizada, entregada a sus estados mayores, a guardias pretorianas que estén ahí atrincheradas en el poder, no lo queremos, pero tampoco queremos un partido sin rumbo, sin ideas y sin proyecto político, una mera plataforma electoral al servicio de un líder que reclame autonomía o que exija confianza”, advirtió.

Teloneros para una candidatura plural

Susana Díaz buscará transmitir hoy en el recinto ferial Ifema de Madrid, donde formalizará su candidatura a la secretaría general del PSOE, su capacidad para atraer a las diferentes corrientes y sensibilidades del partido. La elección de los cuatro dirigentes que la presentarán refleja la trascendencia que se otorga a que se perciba una candidatura plural.

Los elegidos son Matilde Fernández, histórica guerrista y primera mujer que se postuló a la secretaría general del PSOE; Eduardo Madina, que aglutina a parte del sector crítico con Pedro Sánchez; Antonio Balmón, de la Ejecutiva del PSC y que participó en las negociaciones que solventaron la crisis con el PSOE tras el voto en contra de los siete diputados catalanes a la investidura de Mariano Rajoy; y Estela Goicoechea, cántabra y responsable de Medio Ambiente en Juventudes.

La candidatura de Sánchez se ve sustentada por plataformas en toda España, aunque este sistema también lo siguen Patxi López y Susana Díaz. “Evitar el poder en las cúpulas en perjuicio de la participación de las bases no pasa por un partido más plebiscitario que deliberativo, más asambleario que representativo”, explicó Fernández.

La crisis del PSOE se ahondó con su abstención para que gobernara Mariano Rajoy y no se repitieran las elecciones por lo que el bloque que apoya a Sánchez toma como argumento contra Díaz que ayudan al PP a gobernar y, como conclusión, el PSOE se sitúa en la derecha.

De los documentos que salieron del foro político, coordinado por Eduardo Madina, y del bloque económico, dirigido por José Carlos Díez, se extraen propuestas de reforma de corte socialdemócrata que los militantes tendrán ocasión de rebatir y enmendar. Pero en las intervenciones de Javier Fernández, del portavoz, Mario Jiménez, y de Madina se apreció el interés en proclamar la defensa de los principios socialistas. “Algunos reparten carnés de posiciones ideológicas, no me gusta que lo digan desde otros partidos, pero también estoy pensado en mi partido”, indicó Mario Jiménez.

El alineamiento con Díaz de los expresidentes socialistas Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, junto a la aceptación de la abstención a Rajoy como mal menor para no repetir elecciones, les ha hecho perder crédito entre los militantes que siguen a Sánchez. “¿Hay algún problema por reivindicar que el partido socialista ha gobernado 22 años?”, preguntó con un punto retador Madina, que mostró su “orgullo” por estar sentado junto a las exministras Rosa Conde y Matilde Fernández. Del congreso de junio, tras la elección en primarias del secretario general, tiene que salir un partido “unido y realista”, con un proyecto “de cambio tranquilo y con liderazgo”, que sea “referente de los progresistas” y “gane las próximas elecciones”, afirmó Mario Jiménez. A quién se dirigen los socialistas y qué proponen es una información que el PSOE tiene que dar, advirtió Javier Fernández. Avanzar en proyectos nuevos, pero también “estabilizar sin oscilaciones” en temas nucleares, avisó Madina.

“No renunciamos ni a nuestra tradición ideológica ni a nuestra lectura crítica de la sociedad. Venimos de dos tradiciones: la internacionalista obrera y la universalista ilustrada”, explicó el presidente de la gestora, en la evidente necesidad de dirigirse a los militantes que votarán en mayo a un nuevo secretario general.

Más información