Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE amenaza con una moción de censura en Canarias

La oposición reprocha a Coalición Canaria que gobierne con 18 de los 60 escaños

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo (d), durante la reunión del comité permanente de Coalición Canaria Ampliar foto
El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo (d), durante la reunión del comité permanente de Coalición Canaria Elvira Urquijo

La inestabilidad política que emana del Parlamento de Canarias no encontró este jueves bálsamo alguno en el pleno que la oposición exigió a Fernando Clavijo, presidente del Gobierno canario, para que explicara cómo pretende gobernar habiendo sido el tercer partido político en votos y contando con apenas 18 escaños. La oposición que cuenta con una holgada pero fraccionada mayoría lo tildó de “huérfano”, “interino” y “traidor”, entre otros atributos. En su última intervención Iñaki Lavandera, portavoz socialista, abrió la puerta del abismo a CC, que no conoce la oposición desde su nacimiento: “O se somete a una cuestión de confianza o negociaremos otra forma de Gobierno”, enseñando la posibilidad de una moción de censura.

De los 60 escaños del Parlamento de Canarias ahora Coalición Canaria busca fórmulas que le permita sumar más de 30 y después de expulsar al PSOE esta posibilidad solo pasa por encontrar acuerdos con el Partido Popular al que le tendió la mano. El presidente canario propuso al PP una hoja de ruta que incluía términos genéricos como “cambio de modelo productivo” y “cohesión social y territorial”, entre otras, para poder avanzar en la conformación de una mayoría que permita avanzar al Gobierno de Canarias. Sin embargo, en el PP recogió espinas. María Australia Navarro, portavoz del Partido Popular, le dijo que preside “un Gobierno huérfano” y que no cuenta con la confianza de su partido. Le dijo también que “ha desprestigiado el Gobierno y ha faltado el respeto a la gente”. No cerró la puerta a acuerdos puntuales pero recordó que el PP “no está en ningún asalto al poder” y le recordó que “el tiempo y la fórmula de Coalición Canaria termina oficialmente en este pleno”. Ahora sí, acordaron algunos aspectos de una futura hoja de ruta que invita a pensar a posibles acuerdos.

El PSOE, socio de Gobierno hasta hace un mes y ahora convertido en principal partido de la oposición, cuestionó la deriva de Coalición Canaria e Iñaki Lavandera destacó que sus compañeros abandonaron en dos ocasiones el Consejo de Gobierno conscientes de que se iban a tomar decisiones ilegales. “Los amigos suyos sabían el resultado antes de empezar”, le dijo al presidente Clavijo.

Nueva Canarias (NC) se mostró como alternativa nacionalista progresista y dispuesto a estar presente en una posible moción de censura que desaloje a Coalición Canaria del Gobierno de Canarias. “Usted tiene consejeros interinos y un gobierno que antepone sus intereses y permanece en precario. Ocupará la presidencia pero hoy no es el presidente”, le dijo a escasos metros Román Rodríguez, portavoz de NC, a Fernando Clavijo, rematando: “Usted tiene secuestrado al Gobierno”. Noemí Santana, portavoz de Podemos, tendió la mano al PSOE para una moción de censura para “desalojar a Coalición Canaria”. Pero para esta operación también hace falta el PP.

A partir de ahora comienzan semanas de negociación en la que el Partido Popular está en el centro de todas las miradas. Mientras NC y PSOE tratarán de convencer a las filas populares de las bonanzas de un acuerdo que habilite un cambio de liderazgo en el Gobierno de Canarias, Coalición Canaria intentará seducir al PP para que entre en el Ejecutivo y gestione áreas importantes y cuantiosas en el presupuesto de la Comunidad Autónoma de Canarias. En cualquier caso, parece que la fecha de la resolución de la crisis política de Canarias no será antes del 12 de febrero, día que termina el Congreso Nacional del Partido Popular. Según fuentes populares consultadas “antes Génova [sede central del PP] no permitirá movimientos que distraigan”.

Más información