Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unidos Podemos no participa en el minuto de silencio por Barberá en el Congreso pero sí en el Senado

La coalición rechaza homenajear a la exalcaldesa por su "trayectoria marcada por la corrupción"

Minuto de silencio en el Congreso por el fallecimiento de Rita Barberá.

Los diputados de Unidos Podemos se han ausentado del Pleno del Congreso este miércoles para no participar en el minuto de silencio en homenaje a la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá, fallecida esta mañana de un infarto. El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha explicado que le parece "terrible" que alguien se muera pero sus parlamentarios no pueden participar en el "homenaje" político a alguien "cuya trayectoria está marcada por la corrupción". Los senadores de la coalición sí han participado en el minuto de silencio en el Senado, aunque no han aplaudido, mientras Compromís, socio electoral de Podemos en la Comunidad Valenciana y principal azote político de Barberá, ha optado por sumarse al gesto de recuerdo en el Congreso. La actuación del grupo liderado por Iglesias ha recibido críticas del resto del arco parlamentario.

"Quizá tendría más sentido que en este hemiciclo homenajeáramos a las víctimas de la pobreza energética o de la corrupción", ha justificado Iglesias en los pasillos del Congreso. En el mismo sentido se ha expresado Íñigo Errejón, número dos del partido. "Respeto y condolencias en el ámbito privado, pero no participamos en el homenaje político póstumo, en sede parlamentaria, a Rita Barberá", ha escrito en la red social Twitter. Así se lo ha trasladado el propio Errejón, portavoz parlamentario de Unidos Podemos, al Grupo Parlamentario Popular, como él mismo ha explicado: "Les hemos dicho que todas las condolencias en el ámbito privado, pero que no nos parecía que fuera el momento de homenajes políticos públicos". La decisión de ausentarse, improvisada en minutos entre la dirección del grupo, no ha resultado del agrado de todos los diputados, según han reconocido parlamentarios de Podemos en privado a este periódico. Los críticos con la postura consideran que se trata de un error porque ha desplazado el foco sobre quién era la alcaldesa y eclipsa otras acciones valiosas del partido, como la aprobación ayer en el Congreso de la subida del salario mínimo, a iniciativa de su grupo.

El líder de Izquierda Unida y coportavoz de Unidos Podemos, Alberto Garzón, también ha justificado el rechazo del grupo al minuto de silencio por Barberá. En política, considera Garzón, se debe "atacar sin piedad a las ideas, y respetar a las personas que las defienden", pero "los homenajes a personajes corruptos sobran". Garzón se ha quejado en declaraciones a EL PAÍS de que la Mesa del Congreso rechazó en 2010 celebrar un minuto de silencio por la muerte del diputado de la Chunta Aragonesista José Antonio Labordeta. No obstante, Labordeta no era parlamentario en activo cuando se solicitó, sino que había dejado de serlo dos años antes (en 2008).

Los minutos de silencio por diputados fallecidos no son habituales, explican fuentes parlamentarias, y ha habido otros casos anteriores de parlamentarios en activo que han muerto y no han tenido tal homenaje. Otros sí: el Congreso guardó un minuto de silencio en agosto de 2015 por la muerte del veterano diputado socialista Txiqui Benegas, por ejemplo. Barberá no ha sido, además, la única dirigente honrada que no era diputada. La Cámara guardó minutos de silencio por el concejal socialista Pedro Zerolo, que nunca fue diputado, o Isabel Carrasco, presidenta de la Diputación de León, que tampoco lo era. Al mismo tiempo, la muerte de Barberá ha sido "súbita" y muy cercana en el tiempo a la celebración del Pleno —ha sido conocida apenas media hora antes de su comienzo— justifican esas mismas fuentes.

Pese a las argumentaciones de los dirigentes de Unidos Podemos en el Congreso, en el Senado su grupo parlamentario ha participado en el minuto de silencio por la exalcaldesa de Valencia, aunque no se ha sumado a los aplausos. El portavoz de Podemos en la Cámara Alta, Ramón Espinar, ha explicado a EL PAÍS que lo han hecho porque Barberá era senadora en activo, miembro de la casa, aunque ha reconocido que el grupo lo ha debatido porque no era una decisión fácil, y finalmente él mismo ha tomado la decisión de que participaran. En la Comunidad Valenciana, el líder de Podemos, Antonio Montiel, ha participado en el minuto de silencio en una de las comisiones de las Cortes valencianas, informa Ignacio Zafra, aunque otra parlamentaria del partido, Cristina Cabedo, ha optado por ausentarse.

Compromís, socio electoral de Podemos en la Comunidad Valenciana y especialmente crítico con Barberá, se ha desmarcado de sus aliados y sus cuatro diputados han participado en el minuto de silencio en el Congreso. El portavoz del partido valenciano en la Cámara Baja, Joan Baldoví, lo ha explicado como una "muestra de respeto", a pesar de la diferencia política "abismal" que presenta con la senadora. "Hay que separar la vertiente política de la personal", ha apostillado. La vicepresidenta valenciana, Mónica Oltra, ha transmitido su solidaridad a los allegados de la senadora por su muerte. Fuentes de la coalición valenciana han asegurado a EL PAÍS que, en su opinión, Podemos se ha "precipitado" con esa decisión. La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha dado el pésame a la familia y allegados de la exregidora en un mensaje publicado en Twitter.

A primera hora de la mañana, antes del comienzo de la sesión de control al Gobierno, la primera de la XII legislatura, la presidenta de la Cámara Baja, Ana Pastor, ha comunicado a los diputados presentes que acababan de tener conocimiento del fallecimiento de Barberá, senadora de las Cortes Generales. "Desde aquí nuestro más sentido pésame a su familia, a sus allegados y a sus amigos. Vamos a guardar un minuto de silencio", ha dicho Pastor tras el fallecimiento de la exregidora por un infarto en un hotel de Madrid muy cercano al Congreso, en la Plaza de las Cortes. Así lo han hecho los parlamentarios presentes en el hemiciclo, salvo los de Unidos Podemos y parte de los del Grupo Mixto. ERC, grupo que suele colaborar en el Parlamento con Podemos, ha estado también presente.

El PP, el PSOE y Ciudadanos han reprochado la actuación de Unidos Podemos. El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha reprobado el "cainismo" del partido. "Quiero lamentar profundamente la actitud de Podemos en este asunto. Pensé que esta gente era de otro tipo y me han confirmado que no. Me han confirmado mis peores temores", se ha quejado Hernando en los pasillos del Congreso. El diputado ha pedido a los miembros de Podemos una "reflexión", y ha considerado que su acto les sitúa "en la marginalidad". El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez Maíllo, les ha acusado de haber actuado "miserablemente", mientras la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha pedido "saber diferenciar la firmeza de la dureza, y la dureza de la crueldad".

Antonio Hernando, portavoz parlamentario del PSOE, ha cargado contra el grupo liderado por Pablo Iglesias: "En la vida hay que saber comportarse y la política también hay que saber comportarse de igual modo".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información