Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El debate a cuatro acaparó más de la mitad de la audiencia televisiva

El encuentro ha superado el número de espectadores de los debates de diciembre

Los cuatro candidatos posan en los momentos previos al debate.
Los cuatro candidatos posan en los momentos previos al debate. EFE

El debate electoral a cuatro bandas realizado por la Academia de la Televisión y difundido ayer lunes por 17 cadenas alcanzó el 57% de cuota de pantalla, diez millones y medio de espectadores. Se trata del quinto espacio de estas características más visto. Las cifran mejoran los resultados del debate entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez en 2015 y del resto de encuentros entre candidatos de las pasadas elecciones.

En Twitter, el enfrentamiento de anoche entre Rajoy, Sánchez, Iglesias y Rivera generó 1,8 millones de mensajes en la red social.

La Sexta fue la cadena líder en la franja del prime time, con un 14,1% de la audiencia total, seguida por La 1 de TVE (13,2%), Telecinco (12,1%) y Antena 3, que se anotó un 11%. A lo largo de la emisión, 21 millones de espectadores vieron al menos un minuto del debate.

Cataluña fue en la que menos se siguió el debate: no llegó al 50% de cuota de pantalla

Según datos recogidos por la agencia Barlovento Comunicación, el perfil de la audiencia fue mayoritariamente masculino (con un 58,9% de los espectadores). Por grupos de edad, el debate generó más interés entre las personas mayores de 64 años (un 67,3% de cuota de pantalla). 

Cataluña fue la comunidad autónoma en la que menos se siguió el debate: no llegó al 50% de cuota. En el otro extremo, Madrid fue la comunidad donde más vio el careo a cuatro, con un 63,2% de audiencia.

Este debate ha sido el quinto más visto de la historia, aunque lejos del récord que ostenta el primer cara a cara entre José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy en febrero de 2008, que reunió a 13.000.000 de espectadores. Las cifras de audiencia del encuentro quedan también atrás de las que lograron los debates que enfrentaron a Rubalcaba y Rajoy en 2011 o el segundo debate entre Zapatero y Rajoy en 2008.

Los audímetros ratifican la tendencia por la cual este formato sigue interesando a la población española y, cada vez más, en el terreno de Internet y las redes sociales. Como fue el caso del debate digital que organizó EL PAÍS el 30 de noviembre de 2015 y en el que participaron Albert Rivera, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias (con la ausencia del presidente Mariano Rajoy) fue seguido por tres millones de personas a través de Internet, televisión y radio. La cita motivó 300.000 menciones en Twitter.