Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera pone la diana en los votantes de Sánchez

Los electores del PSOE creen que el líder socialista empató con el de Ciudadanos en el debate

Albert Rivera, este miércoles. Ampliar foto
Albert Rivera, este miércoles.

Albert Rivera ha puesto la diana en los electores indecisos del PSOE de Pedro Sánchez. Un dato le avala. Tras el debate a cuatro entre los principales candidatos a ocupar La Moncloa, los votantes de cada partido opinaron que su líder había ganado claramente el encuentro, según un sondeo de Metroscopia para EL PAÍS. Solo hubo una excepción. Sánchez empató con Rivera en la valoración de los encuestados que se declararon socialistas. Además, un 8,9% de los electores dudan entre los dos candidatos, según el último barómetro del CIS. En consecuencia, el presidente de Ciudadanos ha subrayado las contradicciones del PSOE durante un desayuno informativo organizado este miércoles por el Nueva Economía Fórum.

"El PSOE tiene que escoger, está en una encrucijada: o ser un partido socialdemócrata al estilo europeo o uno que apoya al populismo", ha dicho Rivera en referencia al apoyo de los socialistas a Ada Colau (alcaldesa de Barcelona) y Manuela Carmena (de Madrid), socias electorales de Podemos. "Es un partido necesario para la gobernabilidad de España, pero no con el populismo, no apuntalando Gobiernos populistas", ha añadido durante una conferencia a la que han asistido Jaime de Marichalar y Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid. "Bastante tiene el PSOE internamente como para que yo meta el dedo en la llaga", ha seguido cuando le han preguntado sobre la posibilidad de que Sánchez dimita si no consigue un buen resultado el 26-J. "Somos el lugar común para los inconformistas, para la gente que no se conforma que no se ve".

Antes de las elecciones del 20-D, los estrategas de Ciudadanos dieron por colmadas las posibilidades de crecimiento del partido entre el electorado del PP. El pacto poselectoral con el PSOE reforzó ese análisis: acercó a Ciudadanos a los socialistas, legitimó la figura de Rivera entre los votantes de este partido y, al mismo tiempo, le alejó de los que tradicionalmente habían optado por el de Mariano Rajoy. Ahora, la formación apuesta por seguir creciendo a derecha e izquierda, porque se reclama de centro, pero sabe que el flanco más atacable es el socialista.

"Las posibilidades de crecimiento están bastante equilibradas", matiza José Manuel Villegas, vicesecretario general del partido y jefe de su equipo de campaña. "Ocurre que con el PP el intercambio es más bidireccional, y con el PSOE en este momento el traspaso es más de ellos hacia nosotros", añade.

"A Rivera se le está viendo un poquito más agresivo, yendo a por votos del PSOE", argumenta Gustavo Entrala, experto en estrategia de comunicación y fundador de la agencia 101. "Creo que en el debate fue más contra Pablo Iglesias porque piensa que tiene opciones de captar a votantes del PSOE tradicional que creen que a lo mejor tienen más opciones con él que con Sánchez", siguió. "Va a por el voto del PSOE".

Se vio en el debate. Albert Rivera aludió 23 veces a Mariano Rajoy. En otras 24 ocasiones se dirigió a Pablo Iglesias. Con Sánchez, guante blanco: seis interpelaciones, porque lo que buscó Rivera fue sustituir a Sánchez en su papel de mejor opción frente a PP y Podemos.

Jaime de Marichalar, durante la conferencia de Albert Rivera. ampliar foto
Jaime de Marichalar, durante la conferencia de Albert Rivera.

Rivera, sobre las críticas del PP: "¿Nos ha caído alguna plaga bíblica para aguantar este tipo de comentarios?"

Este fue el balance que hizo del debate el PP a través de su portavoz parlamentario, Rafael Hernando: "Un zombi [Pedro Sánchez], un veleta [Albert Rivera] y Heidi con coleta [Pablo Iglesias]".

El líder de Ciudadanos ha reaccionado este miércoles a esas descripciones. "España se merece un presidente que no genere miedo, sino ilusión, que diga que va a cambiar las cosas", ha dicho sobre el Gobierno de Mariano Rajoy. "Se agota este modelo, este tiempo, y la sociedad pide cambio y empuja", ha añadido. "¿Nos merecemos los españoles Gobiernos de semejante naturaleza? ¿Nos ha caído alguna plaga bíblica para aguantar este tipo de comentarios? Yo creo que no. Nos merecemos un Gobierno que se asemeje más a la sociedad española".

Más información