Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ángeles Álvarez será la número cuatro de la lista de Pedro Sánchez

La secretaria de Igualdad y Diversidad del PSOE-M se quedó fuera del Congreso el 20-D al ir octava y obtener el PSOE solo seis escaños por Madrid

Ángeles Álvarez, a la derecha, en un acto del PSOE. Ampliar foto
Ángeles Álvarez, a la derecha, en un acto del PSOE.

Ángeles Álvarez, secretaria de Igualdad y Diversidad del PSOE-M, irá como número cuatro de la lista del PSOE por Madrid en las elecciones generales del 26 de junio. La activista feminista concurrió el 20-D en el puesto octavo, por detrás de Meritxell Batet (segunda), Irene Lozano (cuarta) y Zaida Cantera (sexta) y no repitió como diputada en el Congreso al obtener los socialistas seis escaños en Madrid, cuatro menos que en la que fuera su peor marca en 2011. Su ascenso se interpreta como un reconocimiento por parte de Pedro Sánchez a la federación socialista madrileña.

La secretaria general del PSOE-M, Sara Hernández, es de las dirigentes territoriales más afines a Sánchez. La posición de esta federación regional, con fama de ser de las más convulsas, quedó en entredicho el pasado octubre, cuando el secretario general del PSOE decidió que Batet, Lozano y Cantera, sin ningún vínculo con el PSOE madrileño, coparan los tres primeros puestos femeninos en las listas cremallera. Álvarez, la octava colocada, pasó a ser considerada por las bases y muchos miembros de la Ejecutiva de Madrid como su primera representante.

La renuncia de Lozano a repetir en las listas el pasado 28 de abril, unida a la decisión de Ferraz de que Batet reemplazase a Carme Chacón como número uno por Barcelona -la exministra de Vivienda y Defensa renunció horas antes que Lozano- propició que el PSOE madrileño reivindicara un puesto mejor para Álvarez. Las dos semanas transcurridas los principales responsables de la federación presionaron para que la presencia de la activista feminista, y primera señoría de las Cortes que se declaró abiertamente lesbiana, ganara varios puestos en la lista.

Así ha sucedido, con Álvarez beneficiada en parte por el distanciamiento entre Sánchez y Luz Rodríguez. La secretaria de Empleo del PSOE fue de número uno por Guadalajara en diciembre, lo que le generó disgusto. Este jueves anunció que volvería a dar clases en la universidad de Castilla-La Mancha. Pablo Bellido encabezará la lista por Guadalajara una vez que ha sido desimputado por un presunto delito de estafa (el Juzgado de Instrucción número 3 de Guadalajara retiró la imputación al no encontrar “ni un solo indicio).

La renuncia de Lozano, que en julio se postuló frente a Andrés Herzog para suceder a Rosa Díez al frente de UPyD, terminó por allanar el camino a Álvarez. Solo la superó la juez Margarita Robles, número dos por Madrid. Hoy se resolverá la incógnita que queda pendiente: quién va de octava en la lista de Sánchez. Cantera, exmilitar fichada como independiente al igual que Lozano, mantiene en principio su puesto de número seis. 

El PSOE perdió cuatro escaños y 235.480 votos el 20-D en la Comunidad de Madrid. Un resultado que empeoró el precedente de 2011 –con la peor marca hasta entonces, de solo diez diputados- y relegó a los socialistas como cuarto partido político, tras obtener un respaldo del 17,87%. La previsión es conseguir al menos siete diputados el 26-J. En ese caso, Eduardo Madina, séptimo en las generales de diciembre, lograría un asiento en el Congreso.

Madrid, de la que es oriundo Sánchez y por la que el candidato socialista concurrió como número uno, como marca la tradición, fue la región en la que Ferraz experimentó el mayor retroceso con la excepción de Cataluña: el PSC se dejó seis escaños (de 14 pasó a ocho) y 333.526 papeletas. El PP, con 1,2 millones de apoyos (33,46%), dobló los 643.244 votos del PSOE, que también fue superado por Podemos con ocho escaños y 750.607 papeletas (20,86%) y Ciudadanos, con siete asientos en el Congreso por Madrid y 676.484 votos (18,80%).