Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una eurodiputada y cuatro concejales abandonan UPyD, pero mantienen sus actas

Beatriz Becerra deja el partido porque "ha dejado de ser útil para la sociedad"

Gorka Maneiro presenta este sábado su programas para revitalizar UPyD.
Gorka Maneiro presenta este sábado su programas para revitalizar UPyD.

Beatriz Becerra, eurodiputada de UPyD, cuatro concejales y más de una decena de afiliados han anunciado este viernes que se dan de baja del partido porque consideran que "ha dejado de ser útil para la sociedad". Justo antes del congreso extraordinario de la formación, que se celebra este sábado, la fuerza que fundó Rosa Díez pierde a algunos de los pocos cargos públicos que conservaba tras un 2015 que le dejó fuera de los 14 Parlamentos autonómicos que se pusieron en juego y del Congreso de los Diputados. Becerra y el resto de representantes mantendrán sus actas como independientes, seguirán aplicando el programa original de UPyD y crearán una asociación.

"Nos hemos quedado sin espacio electoral", ha explicado la eurodiputada esta mañana en Madrid. "No hemos abordado cambios estratégicos ni organizativos, ni se ha consultado a los afiliados", ha añadido. "No sabemos qué va a ser UPyD ni en qué va a consistir".

UPyD está sumida en una profunda crisis. Dos candidaturas, las de Gorka Maneiro y Fernando Castellano, presentan este sábado sus programas para revitalizar el partido. La formación, sin embargo, ha sido abandonada por sus fundadores (Rosa Díez y Carlos Martínez Gorriarán), por su último candidato a la presidencia del Gobierno (Andrés Herzog) y por los votantes (no llegó al 1% de los votos en las últimas generales). El trasvase de afiliados, cargos y cuadros intermedios a Ciudadanos ha sido constante. La crisis presupuestaria, consecuencia de la falta de representación, ha obligado a que el partido acometa un ERE y a que abandone las causas judiciales contra la corrupción política, que fueron su bandera.

La marcha de Becerra, que pide un Congreso de disolución, como ya hizo Gorriarán, afecta a la única institución en la que UPyD mantenía una representación estimable. Así, el partido pasa de tener cuatro eurodiputados, los que logró en las elecciones de 2014, a contar solo con dos, puesto que Becerra y Enrique Calvet han pasado a ser independientes. En España, además, solo mantiene un acta de diputado autonómico, en el País Vasco, que precisamente afronta elecciones en 2016. Ninguna encuesta prevé que repita representación.

Más información