El PSOE no apoyará a Rajoy para no dejar a Podemos liderar la oposición

El partido dice que no facilitará su investidura ni en primera ni en segunda votación

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.Sergio Barrenechea (EFE)

El PSOE ha dicho no, en todos sus territorios, a la llamada “a la responsabilidad” del Partido Popular y de Ciudadanos para facilitar la investidura de Mariano Rajoy. Ni en primera ni en segunda votación, aseguran en la dirección socialista. Si el PSOE apoya la formación de un Gobierno del PP supondrá dejar a Podemos “el espacio de oposición”, señalan para justificar su negativa. El portavoz parlamentario socialista, Antonio Hernando, señala que “apoyar a Rajoy es acabar con la confianza de los votantes del PSOE”.

Más información
Sánchez acepta que Rajoy “intente” formar una mayoría de Gobierno
Barones del PSOE apoyan la táctica de su líder de acorralar a Rajoy
Sánchez define la legislatura del PP: recortes y desigualdad
El proceso de investidura se abre el 13 de enero
Cualquier acuerdo requiere que se superen las líneas rojas
El PP se asegura el bloqueo de reformas constitucionales

Solo han pasado dos días de las elecciones generales y el PSOE siente sobre sí el foco que le pone el PP y Ciudadanos para que los diputados socialistas faciliten la investidura de Mariano Rajoy. La rotundidad con la que rechazan ese apoyo no ha parado de crecer en las últimas horas. “Si apoyamos la investidura de Rajoy y, por tanto, gobierna gracias a los socialistas, dejaremos a Podemos el espacio de la oposición que tendríamos que ocupar nosotros”. Esta justificación de un dirigente socialista es compartida ampliamente. “Al día de hoy”, Pedro Sánchez es el líder de la oposición y ocupará ese puesto, señalan en el entorno del candidato. Queda mucho camino por andar hasta que Mariano Rajoy se someta a la votación de investidura.

“Ni en primera ni en segunda votación vamos a apoyar a Mariano Rajoy”, aseguró ayer a EL PAÍS el portavoz parlamentario socialista, Antonio Hernando. “Si votamos a Rajoy habremos acabado con la confianza de los votantes del PSOE”, recalcó.

Los cinco millones y medio de votantes socialistas no han dado su apoyo a este partido para “apuntalar a Rajoy”, continúa el número tres de la lista de Sánchez. Ahora es el tiempo de Rajoy y él debe tratar de formar gobierno. Con otros argumentos la número dos de la lista por Madrid, y secretaria de Estudios y Programas del PSOE, Meritxell Batet, se muestra categórica en el rechazo a apoyar a Rajoy. “El PP es un partido que ha hecho mucho daño a España, por eso no lo vamos a votar”, sentenció Batet. Y precisamente por “responsabilidad” el PSOE no va a votar a los populares para que no continúen al frente del Gobierno, dijo.

Encarnar el cambio

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

No será fácil que Pedro Sánchez se pronuncie en breve sobre si está dispuesto a encarnar “el cambio” que se produjo el 20 de diciembre. La noche electoral fue la última vez que el líder socialista compareció públicamente para proclamar que la sociedad española “había votado cambio” y “quería izquierda”, pero debía ser Rajoy quien intentara formar gobierno al encarnar al partido más votado. Ni un paso dará de momento Sánchez para tratar de formar una mayoría parlamentaria. Además, las dificultades son enormes, al menos en estos momentos, porque las condiciones de Podemos son completamente inasumibles para su partido.

En ningún caso el PSOE aceptará el principio del derecho de autodeterminación aplicado a España y mucho menos la celebración de un referéndum ni en Cataluña ni en ninguna otra comunidad autónoma. Los socialistas no ocultan su indignación ante “las pretensiones de Podemos”.

Al igual que ocurriera en el último tramo de la campaña electoral, los socialistas arremeten contra el partido que lidera Pablo Iglesias por sus actitudes y exigencias. “A Pablo Iglesias y a Podemos yo recomendaría un poco más de humildad”, señala Hernando. El socialista considera especialmente grave que el líder de Podemos quiera imponer “su reforma constitucional” y nada menos que su línea roja para apoyar a un eventual gobierno socialista.

“El tercer partido lo llena todo de líneas rojas”, ironizó el portavoz parlamentario, que también criticó las actitudes “del cuarto partido”, en referencia a Ciudadanos. A ambos les considera especialmente altivos por sus “exigencias”, cuando es tiempo de diálogo. 

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS