Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera: “Somos gente normal haciendo cosas extraordinarias”

10.000 personas acuden a Vistalegre para apoyar al candidato, que pide una participación histórica el 20-D para ganar las elecciones generales

Albert Rivera durante el acto REUTERS-LIVE!

Miles de banderas naranjas se han agitado cuando Albert Rivera ha entrado en el Palacio de Vistalegre (Madrid). Las 10.000 personas que según Ciudadanos han abarrotado las gradas que deja libres un mastodóntico escenario son el mejor termómetro de las expectativas electorales del partido. Rivera ha intentado hablar entre constantes interrupciones al grito de "¡presidente! ¡presidente!". Ese público ha escuchado cómo el candidato ha pedido una participación récord en el 20-D para que Ciudadanos no se quede "a las puertas de la victoria". "El hombre tiene ilusiones como el pájaro tiene alas", dice Rivera. "Es lo que le hace sostenerse. La ilusión es lo único que puede hacer a España volver a levantarse". Y ha añadido: "Somos gente normal haciendo cosas extraordinarias".

El líder de Ciudadanos les ha jaleado al defender su proyecto y atacar al de Podemos ("me parecen una ocurrencia, son una falta de respeto para los ciudadanos", dice sobre sus propuestas), sin apenas pronunciar los nombres de Mariano Rajoy y Pedro Sánchez. En Vistalegre, que fue el fortín del PCE y el escenario preferido del PSOE de Zapatero, Rivera ha reivindicado el músculo social de Ciudadanos.

"Igual que conseguimos que el cinturón rojo de Barcelona fuera el cinturón naranja el 27-S, hoy hemos conseguido que Vistalegre sea naranja, Madrid será naranja y España va a ser naranja", les ha arengado Rivera, que también ha pedido a los suyos que se den la mano para sellar simbólicamente la conjura de Vistalegre. "Os pido que nos demos la mano para que Ciudadanos gobierne España. No pararemos hasta que lo consigamos", ha asegurado a la vez que animaba al voto a los indecisos y abstencionistas. "Será imposible desalojar al bipartidismo del gobierno y la cómoda oposición si no reventamos las urnas. Tenemos que llegar al récord histórico de participación", ha argumentado. "Es la hora del cambio. No podemos aguantar más. Llevamos años quejándonos de un bipartidismo decadente. Ha llegado la hora de cambiar todo eso, y no lo vamos a cambiar con un cabreo, lo vamos a cambiar con un proyecto", ha afirmado. "Queda una semana para el día más importante de España en los últimos 35 años. Los españoles decidirán si gana el miedo o la ilusión. Podemos ganar estas elecciones. Solo ganaremos si movilizamos a todo el mundo", ha insistido mientras llama a las urnas a los que confiaron en los proyectos de los presidentes Suárez, González y Aznar.

Albert Rivera, durante el mitin. ampliar foto
Albert Rivera, durante el mitin. EFE

Alrededor de 2.000 personas se han trasladado en 50 autobuses desde Andalucía, Aragón o Cataluña. Los otros 8.000 espectadores han hecho cola desde las nueve, sufriendo el frío de Madrid que han combatido con chocolate caliente y pastas con los que combatir al general invierno. Los asistentes han escuchado primero a Begoña Villacís y a Ignacio Aguado, los líderes de Ciudadanos en Madrid. Luego, a Inés Arrimadas, líder de la oposición en Cataluña. Para cuando ha llegado el turno de Rivera, la temperatura ha subido: "¡Se nota, se siente, Albert es presidente!", se escucha. "¡España, unida, jamás será vencida!", se grita. "¡Cataluña, es España!".

La participación media de las elecciones generales en España es del 73,46%. La máxima participación histórica llegó en 1982 (79,97%). En 2011, fecha de los últimos comicios, en los que el PP se impuso con mayoría absoluta, no pasó del 71,69%. En Ciudadanos concluyeron que la participación récord de las elecciones catalanas (por encima del 77%, superando en 9 puntos la de 2012) fueron una de las claves para que su partido llegara hasta los 25 diputados autonómicos, logrando el mejor resultado histórico de un partido constitucionalista en la comunidad autónoma. Ahora intentan alentar a los votantes para que esos índices de presencia ante las urnas se repitan.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información