Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Esta ropa tiene coca

Un supuesto turista argentino ha sido detenido en el aeropuerto de Málaga con 12 kilos de ropa impregnada en cocaína. La droga tenía como destino Sierra Nevada

Las prendas impregnadas con 12 kilos de cocaína que han sido incautadas por la Policía.
Las prendas impregnadas con 12 kilos de cocaína que han sido incautadas por la Policía.

La nieve nunca llegó a Sierra Nevada, su destino, según la policía. La cocaína, llamada así por su color blanco como copos de nieve, estaba oculta entre la ropa que un turista argentino llevaba en la maleta. El extranjero de 28 años, que aterrizó en el aeropuerto de Málaga, decía querer visitar España y cargaba en el equipaje 33 piezas —la mayoría, jerséis doblados con algo de torpeza— que pesaban unos 12 kilos. La droga estaba impregnada en la vestimenta, aunque la Policía no ha determinado la cantidad exacta.

Este hallazgo, que fue posible gracias a la colaboración entre agentes de Argentina y España, ha permitido desarticular una red de narcotraficantes y detener a siete personas. Tras salir del aeropuerto de la capital malagueña, al supuesto turista le recogió su contacto, un hombre de origen colombiano residente en Granada y sospechoso de ser el responsable de la red de distribución de la droga. Los agentes les estaban esperando y ambos fueron detenidos.

La operación había comenzado tiempo atrás. La Policía Nacional recibió, el pasado agosto, información sobre una investigación desarrollada por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) de Argentina. Los datos se centraban en la introducción de cocaína en España vía aérea mediante el uso de correos humanos o “mulas”.

La Policía tenía indicios de que detrás de estos envíos podía encontrarse una organización afincada en España y encargada tanto de la recepción de las “mulas”, como de la posterior distribución de la cocaína. Para transportar la droga, seleccionaban a ciudadanos que simularan ser turistas de clase media y portaran el estupefaciente en su equipaje.

No hace falta un gran laboratorio

Para impregnar las prendas y luego recuperar la droga, "no es necesario un gran laboratorio", según la Policía. La cocaína se diluye en agua y, después, se sumerge en el líquido la ropa, explican portales especializados. Solo hay que esperar a que se seque y las vestimentas quedan listas para su traslado. Para recuperar la cocaína cuando llega a su destino, la prenda se sumerge de nuevo en agua para que desprenda toda la sustancia que contiene y se extrae y se filtra mediante un producto químico.  

El principal responsable de la organización era, según la Policía, el ciudadano colombiano. Él se encargaba de coordinar los envíos, pagaba los billetes a los correos humanos y decidía el itinerario a seguir, que habitualmente arrancaba en Córdoba (Argentina) y seguía por Buenos Aires, Río de Janeiro (Brasil), Lisboa hasta terminar en Málaga.

Destino: Sierra Nevada

La droga iba a ser distribuida en Sierra Nevada, donde con la llegada del frío invernal se multiplica la afluencia de público que acude a las estaciones de esquí. Otros tres miembros de la organización han sido arrestados: una ayudante del líder en Granada capital y dos encargados de la distribución del estupefaciente en Sierra Nevada. Por otro lado, han sido arrestadas en Argentina las dos personas responsables del reclutamiento de los correos humanos.

La operación ha sido desarrollada por agentes de la Brigada Central de Estupefacientes de la Comisaría General de Policía Judicial, del Grupo de Estupefacientes de la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Oriental y de la Policía de Seguridad Aeroportuaria de Buenos Aires y de Córdoba (Argentina), con la colaboración de agentes de la UDYCO Costa del Sol, del Grupo de Estupefacientes de la comisaría del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas y de la Consejería Española en Buenos Aires.