Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mal ejemplo del padre conductor

El 34% de los progenitores reconoce que incumple las normas cuando circula con sus hijos

Un conductor, junto a su hijo
Un conductor, junto a su hijo, en una imagen de archivo.

"Predicar con el ejemplo es la clave", afirma Jesús Monclús, director del área de Seguridad Vial de la Fundación Mapfre. Y, en España, no siempre ocurre. Un 34% de los padres admite que incumple "alguna vez" las normas de circulación cuando viaja con sus hijos, según un estudio publicado este miércoles por esta entidad, que enumera las principales infracciones que los progenitores cometen al volante: exceso de velocidad (36%), uso del teléfono móvil (29%) y conducir sin cinturón de seguridad (17%). "Los automovilistas afirman que 'a veces' comenten estas imprudencias, pero es que las lesiones y los accidentes se producen 'a veces' cuando se incumplen las normas", sentencia Monclús, que recuerda que 1.688 personas perdieron la vida en las vías españolas en 2014.

El informe ahonda en la actitud de los padres cuando se ponen al volante. Un 59,2% de los encuestados resalta que siempre respeta las normas de circulación, independientemente de la presencia de sus hijos. Un 37% mantiene, en cambio, una actitud más prudente cuando viaja con menores. "Ya que intenta ser un ejemplo para ellos", recalca la Fundación Mapfre. Y un 7,8% no cambia su actitud nunca, vayan o no sus niños con ellos. Además, un 34% , además, que frecuentemente se lanza a la carretera con "actitudes agresivas".

"Lo que los padres les decimos a nuestros hijos que hagan, o lo que nos ven hacer, queda grabado en su cerebro para siempre. Por ello, la familia es la clave a la hora de transmitir y reforzar conceptos", ha subrayado Monclús, que ha considerado "positivo" que un 65% de los padres diga que cumple las normas cuando circula. "Pero ese dato es insuficiente".

La seguridad vial, a las escuelas

Sigue vigente el debate sobre la implantación de una asignatura sobre seguridad vial en el currículo escolar. La encuesta de la Fundación Mapfre, entre 732 padres y docentes, subraya que un 58% de los profesores y un 63,1% de los progenitores defienden que se incorpore esta materia a la escuela. Una tesis que ya apuntaba, hace apenas un año, otro sondeo del fabricante de neumáticos Goodyear, que preguntó a 6.805 padres de conductores noveles (entre 16 y 25 años) de 19 países, comunitarios y extracomunitarios. Y concluyó que el 72% de los españoles cree que la formación actual en las escuelas no resulta suficiente.

"Solo el 19% de los docentes ha participado en programas de educación vial. Y es muy preocupante porque estamos hablando de contenidos que, aunque no como asignatura, sí son obligatorios en España", apostilla Monclús. El Congreso de los Diputados aprobó en mayo una proposición no de ley que insta al Gobierno a implantar una materia sobre seguridad vial con "carácter evaluable y obligatorio" en la educación primaria y secundaria obligatoria. "La educación vial afecta a todas las personas, en tanto que todos somos usuarios de la vía y se desarrolla de forma continuada a lo largo del ciclo vital. De ahí su importancia", subrayó Juan Carlos Corcuera, diputado del PSOE. "Consideramos importante motivar, implicar y contar con la colaboración de los propios centros educativos y de los profesores", remachó el PP.

Más información