_
_
_
_
_

La oposición tumba en Extremadura los presupuestos de Fernández Vara

PP, Podemos y Ciudadanos aprueban una enmienda a la totalidad contra el proyecto del PSOE

Guillermo Fernández Vara, este martes, en el Hemiciclo.
Guillermo Fernández Vara, este martes, en el Hemiciclo.

El socialista Guillermo Fernández Vara, presidente de la Junta de Extremadura, se ha topado este martes con la oposición en la Asamblea regional. Los 35 diputados del PP, Podemos y Ciudadanos han aprobado una enmienda a la totalidad contra los primeros presupuestos del actual Ejecutivo del PSOE, que cuenta con solo 30 representantes en el Hemiciclo. La iniciativa, presentada por la formación liderada por Pablo Iglesias, se traduce en un bloqueo al Gobierno autonómico.

Más información
"No se puede gobernar con menos del 25% de votos"
El fichaje de Irene Lozano desata un fuerte malestar en el PSOE

Y este revés parlamentario ha hecho saltar las costuras que entretejen las relaciones políticas en Extremadura. Los socialistas, que se apoyaron en la formación liderada por Iglesias para hacerse con el Gobierno regional, han arremetido contra la fuerza emergente tras concluir la votación que tumbó las cuentas del Ejecutivo. "Los votantes de Podemos deben saber que los presupuestos iban dirigido a ellos. Deberán dar explicaciones", ha subrayado el portavoz del grupo socialista, Valentín García, en referencia al grupo de la Cámara que le discute la hegemonía entre el electorado del centro-izquierda.

Podemos ha defendido su enmienda. "La Junta tiene la responsabilidad de sentar las bases para unos presupuestos más abiertos y consensuados", ha explicado su portavoz, Álvaro Jaén, a través de un comunicado, donde ha insistido en que "se han terminado los años en los que el PSOE gobernaba a su antojo". "Las cosas se pueden hacer de otra manera. No se puede ignorar a la oposición por ignorar; además de vetar nuestras propuestas, como ha hecho el Gobierno de Vara, que ha impedido que la Asamblea debata dos leyes presentadas por nuestro grupo", ha recalcado el secretario general de Podemos en Extremadura.

La dirección nacional de Podemos, según fuentes del partido, teme que los votantes les vean como una muleta del PSOE. Por tanto, en aquellas comunidades en las que dio su apoyo a la investidura, con la excepción de la Comunidad Valenciana, sus barones escenificarán antes del 20-D un enfrentamiento con los socialistas. Esta estrategia puede traducirse, bien como en el caso de Extremadura, en tumbar los presupuestos; o bien en otro tipo de pulsos, como la política anticorrupción en Aragón.

La Junta tiene la responsabilidad de sentar las bases para unos presupuestos más abiertos y consensuados Álvaro Jaén, portavoz de Podemos
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Mientras tanto, este martes, al otro lado del arco parlamentario, el Ejecutivo de Vara también ha encontrado intensas críticas. Fernando Manzano, secretario general del PP, ha acusado al PSOE de "no saber consensuar". "Monago sacó adelante sus presupuestos en minoría", ha afirmado el dirigente de un partido que ha acusado al Gobierno de impulsar unas cuestas que esconden "una subida injusta de impuestos" y que suponen unos "recortes" de 251 millones de euros. En esa línea se manifestó la portavoz de Ciudadanos, Victoria Domínguez: "Estos presupuestos son rechazables porque conllevan un aumento de impuestos a los extremeños, que ya soportan una elevada carga fiscal".

Valentín García, por su parte, ha acusado al principal grupo de la oposición de "castigar a la mayoría social de la región". "La derecha es capaz de lo que sea por tumbar las cuentas", ha apostillado el portavoz del PSOE.

Antes de la votación de la enmienda de Podemos, la Cámara ya habían rechazado dos propuestas similares de Ciudadanos y del PP. En ambos casos, los seis diputados de Podemos se abstuvieron, lo que provocó que sendas iniciativas se rechazaran gracias a los 30 votos en contra del PSOE, frente a los 28 del PP y uno de Ciudadanos.

Pero, finalmente, ha llegado el revés del Hemiciclo, que ha obligado a la consejera de Hacienda, Pilar Blanco-Morales, a salir a la palestra. Ha querido "lanzar un mensaje de tranquilidad", según fuentes del Ejecutivo. "El Gobierno tiene la misma legitimidad que cuando fue investido como presidente Vara", ha afirmado la representante del Gobierno, que ha asegurado que la Junta "reitera su compromiso de diálogo con el resto de fuerzas". "El proyecto presentado [este martes] se convierte ahora en un documento de trabajo. Y estamos dispuestos a escuchar todas las propuestas para recuperar la estabilidad sin romperle la vida a nadie", ha subrayado la consejera.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_