Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia tiene identificadas a 1.774 personas vinculadas con el ISIS

Fuentes antiterroristas españolas apuntan a que los atentados de París los pudo perpetrar “un mix de retornados con apoyo dentro de Francia”

Soldados franceses patrullan el aeropuerto de Merignac, en Burdeos.
Soldados franceses patrullan el aeropuerto de Merignac, en Burdeos. AFP

Las autoridades francesas tienen identificadas a un total de 1.774 personas en su territorio vinculadas de forma directa con el grupo terrorista Estado Islámico, según datos que han facilitado a la Fiscalía de la Audiencia Nacional. Un total de 557 yihadistas se han desplazado desde Francia a Siria para combatir en las filas de ISIS y ya han emprendido el camino de vuelta. De este grupo, 243 personas han sido detectadas ya en Francia y otras 264 han dejado algún tipo de rastro entre la zona de conflicto y ese país. Otras 708 personas controladas por las fuerzas de seguridad y los servicios de inteligencia franceses han manifestado o han dado muestras de su voluntad de partir hacia Siria, según ha informado la fiscal de la Audiencia Nacional Dolores Delgado.

Las cifras francesas prácticamente multiplican por diez las españolas. Madrid tiene identificados a un total de 25 combatientes retornados desde Siria e Irak, de los aproximadamente 135 que han partido hacia la zona de conflicto. Del grupo de retornados, 15 se encuentran en prisión. En julio había unos 170 reclusos por yihadismo en España, según las estadísticas de Instituciones Penitenciarias. Además, hay abiertos 160 procedimientos judiciales por terrorismo islamista con 301 personas investigadas.

Fuentes de la Audiencia Nacional apuntan que los ataques de París pueden haber sido perpetrados por “un mix de retornados apoyados por gente de dentro de Francia”. “Un acto así no se prepara en un coche o en un hostal. Requiere mucha logística dentro del país para esconder a los autores, almacenar las armas y preparar los cinturones de explosivos”, señalan las mismas fuentes.

Las autoridades judiciales francesas y españolas han estado en contacto desde el mismo momento en que comenzaron los siete ataques terroristas coordinados de la noche del viernes en París e incluso antes de que terminara la fase aguda de la crisis, según fuentes del ministerio público. En esta primera etapa de la investigación, donde las informaciones todavía son confusas, los servicios de inteligencia y los cuerpos de seguridad trabajan para reconstruir los pasos de los terroristas y recabar los vestigios que permitan identificarlos y averiguar por qué vías se hicieron con el arsenal para cometer los actos criminales.

La fiscal Delgado señala que España ha aumentado “de forma exponencial” las investigaciones de las redes yihadistas en los últimos años y que se cuenta con una “cooperación internacional como nunca antes”. “Hay una enorme fluidez en el intercambio de información, algo que es vital”. Los seis jueces centrales de la Audiencia Nacional han enviado un comunicado tras los atentados de París en el que reiteran su "total disposición y colaboración" con las autoridades francesas "como ya viene aconteciendo desde hace tiempo".

La representante del ministerio público destaca también la coordinación en materia antiterrorista entre los servicios de inteligencia y la Guardia Civil, la Policía Nacional y los Mossos d’Esquadra –Cataluña es uno de los territorios de mayor implantación del islamismo– y subraya que los tiempos de respuesta judicial son “rápidos”. Las investigaciones, que tienen como objetivo primordial prevenir los atentados, se están centrando en perfiles de terroristas en zonas de conflicto, en los movimientos en las redes sociales y en el trabajo de inteligencia policial.

La amenaza terrorista sigue siendo muy elevada al tratarse de un terrorismo global. “Los terroristas van y vienen con mucha facilidad y se confunden los países de tránsito y de destino (…) Sería una temeridad decir que estamos blindados, pero trabajamos muchísimo para que no suceda un atentado”, afirma la fiscal Delgado.