Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis muertos al explotar una empresa pirotécnica en Zaragoza

Seis trabajadores han resultado heridos en el barrio Garrapinillos, de la capital aragonesa

La explosión ha causado una gran humareda en Garrapinillos.

Una explosión en una fábrica de pirotecnia en Zaragoza ha dejado, este lunes, seis trabajadores muertos y seis heridos. En el momento de la detonación, de la que todavía se investigan las causas, había una veintena de empleados en la planta, según fuentes de la Guardia Civil y de la Delegación del Gobierno en Aragón. Los heridos han sido hospitalizados en dos centros, dos de ellos en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) con lesiones muy graves. La empresa, Pirotecnia Zaragozana, ya había sufrido dos sucesos similares, uno en 1973 y otro en 1984; en el primero de ellos fallecieron cinco personas.

Los servicios de emergencia han comprobado que al menos dos de los fallecidos son mujeres. El estado de los cuerpos no ha permitido confirmar aún la identidad de los otros tres, según la Guardia Civil. Los efectivos buscaron durante la tarde y noche del lunes a un empleado que, según la versión de otros trabajadores, se había acercado a la empresa por la mañana. Nadie lo vio marcharse y nadie logró contactar con él o con su familia. "La hipótesis es que está dentro de la fábrica", informó el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde. Finalmente, los restos de un hombre han sido localizados sobre las cinco de la mañana de este martes junto a una nave que se encuentra cerca de las instalaciones de la empresa.

Los servicios de rescate han afrontado dificultades para peinar las instalaciones porque, hasta las 20.00, aún había focos de fuego. Las tareas han resultado complicadas porque se trata de una zona con explosivos: mientras apagaban incendios en un sector, nuevas detonaciones ocasionaban otros. Así ha ocurrido durante toda la tarde. "Son miles y miles de kilos de material explosivo; tanto, que todavía es imposible de cuantificar", ha explicado Ana Cristina Otín, de la Guardia Civil de Zaragoza. Un camión con pólvora ha explotado en el lugar. "Cuando está comprimida, la pólvora no arde, sino que explota y eso la vuelve más peligrosa", añaden desde el instituto armado.

El balance de los heridos

Hasta el Hospital Universitario Miguel Servet, en Zaragoza, han sido trasladadas seis personas, pero, por la gravedad de las heridas, una de ellas —una mujer— ha fallecido al llegar al lugar. Según fuentes del Gobierno de Aragón, dos de los heridos —los más graves, un hombre de 25 años y una mujer de la que no se han aportado más datos— han sido ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Otros dos hombres, uno de ellos de 57 años, se encuentran en planta. Una quinta persona, una mujer, está todavía en observación en el área de Urgencias. Una mujer de 25 años ha sido ingresada en el Hospital Clínico Universitario con pronóstico reservado.

La explosión se registró a las 14.15, en las instalaciones ubicadas en el barrio de Garrapinillos, en el término municipal de Zaragoza. Hasta el lugar se han trasladado bomberos del Ayuntamiento y de la Diputación, además de efectivos policiales y sanitarios. Los bomberos lograron rescatar con vida a dos personas; entre ellas, la que falleció al llegar al hospital. Fuentes del 112 han aconsejado no acercarse a la zona, que ha sido acordonada y está rodeada de parcelas agrícolas.

Explosion en Zaragoza ampliar foto
Una gran humareda cubre la zona de la explosión en Garrapinillos. EFE

Un equipo de la policía judicial y otro de los técnicos especialistas en desactivación de artefactos explosivos, los TEDAX, se encuentran en la zona para recoger muestras y determinar las causas de la explosión, según ha informado Antonio González, también portavoz de la Guardia Civil en Zaragoza. Los trabajos también se centran en lograr que el material pirotécnico que queda no explote nuevamente.

La detonación provocó alarma entre los pueblos cercanos, que escucharon el estruendo a pesar de que el núcleo urbano más próximo a la fábrica —una urbanización llamada El Chopo— está a casi un kilómetro de distancia. La explosión ha arrasado las instalaciones de la pirotecnia; varias casetas han ardido y la zona de los polvorines está parcialmente dañada. La fábrica está ubicada a cinco kilómetros del aeropuerto y la base aérea de Zaragoza.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha decretado 24 horas de luto oficial y ha convocado una concentración, a las 12.00 de este martes, en la que se guardará un minuto de silencio en recuerdo de los fallecidos.

Otros dos accidentes

Pirotécnica Zaragozana, con 40 empleados en plantilla, es una de las empresas más importantes del sector. Sus instalaciones, en el barrio de Garrapinillos, tienen más de 12 hectáreas y numerosas casetas en las que se elaboran los productos que comercializan en países como Reino Unido, Alemania, Dinamarca, Francia, Bélgica, Holanda, Suiza, y también en Canadá, según su página web. Fue fundada en 1860 y entre sus filas hay ingenieros y químicos.

No es el primer suceso de este tipo que afronta la empresa. Pirotecnia Zaragozana sufrió un accidente en 1984 cuando se produjeron varias explosiones en sus instalaciones, que acabaron destruyendo siete casetas donde se almacenaban fuegos artificiales. Una década antes, en 1973, la fábrica registró explosiones similares que entonces se saldaron con la muerte de cinco trabajadores. La empresa estaba ubicada en el municipio zaragozano de Utebo.

Más información