Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El temporal deja dos víctimas mortales y cuantiosos daños

Se espera nieve a partir de los 300 metros de altura en el nordeste peninsular

FOTOGALERÍA | EL TEMPORAL AZOTA ESPAÑA.  Un quitanieves limpia una carretera en la provincia de Lugo. efe / atlas

El temporal que azota España este fin de semana mantiene en alerta a una treintena de provincias, sobre todo en la mitad norte de la península, además de Baleares, la costa levantina y Melilla. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para este domingo, en el área cantábrica y Pirineos, precipitaciones localmente persistentes y de nieve a partir de los 300 o los 600 metros. El temporal también ha dejado dos víctimas mortales. Un hombre, de 70 años, ha muerto al ser arrastrado el vehículo que conducía por el río Odrón, cuyo caudal era muy superior al habitual a consecuencia de las lluvias torrenciales y la nieve que está afectando a la totalidad de la Comunidad foral.

En la estación de esquí de Candanchú, del Pirineo oscense, un esquiador de travesía quedó este sábado sepultado bajo un alud y ha sido encontrado sin vida este domingo por el grupo de rescate de la Guardia Civil. A ellos se les ha unido personal de la estación, que han conseguido llegar a la zona con ayuda de máquinas quitanieves.

El fallecido, procedente de Bilbao, quedó sepultado por una avalancha de nieve en la zona de Rinconada en Candanchú, que se encontraba cerrada al público, cuando realizaba esquí de travesía junto a un compañero que también quedó atrapado y pudo ser rescatado. El teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca, Vicente Reig, ha explicado que ninguno de los dos esquiadores llevaba consigo geolocalizadores y que el alud se produjo en una zona "cerrada" de Candanchú, aunque el monte es "público", ha añadido.

Las lluvias están complicando la situación en algunos cauces. En Logroño, el Ebro ha alcanzado en las últimas horas una altura de 5,50 metros y un caudal de entre 1.500 y 1.600 metros cúbicos por segundo, cuando lo habitual son 100, y la previsión es que la punta de crecida continúe hasta las tres de la tarde, ha informado la alcaldesa de la ciudad, Concepción Gamarra. Asimismo, se espera que la punta de la crecida llegue a Novillas (Zaragoza), durante la madrugada de este lunes.

En cuanto a la nieve que ha empezado a caer en cotas muy bajas en el nordeste, las autoridades han cerrado al tráfico durante unas horas la A-15 (Autovía de Leitzaran) y la A-1 (Autovía del Norte) en Navarra y Guipúzcoa para todos los vehículos. Con motivo de estos cierres a la circulación, se han habilitado desvíos por la N-121-A (Pamplona-Behovia), según han informado fuentes del Gobierno de Navarra.

La cota de nieve está en los 300 metros en el nordeste peninsular, donde hay alerta naranja por nevadas en Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra, norte de León, Burgos y Palencia. En el resto de la Península, entre 400 a 800 metros.

Para lo que queda de domingo se prevé cielo nuboso con precipitaciones en el extremo norte peninsular, este de Castilla y León y del Sistema Central, norte del Sistema Ibérico y Baleares, que serán más intensas en el cantábrico y Pirineo occidental, donde serán localmente persistentes y de nieve. No se descarta algún chubasco débil y disperso en otras zonas del tercio norte y zonas de montaña de la mitad norte peninsular y del este de Andalucía, y en el norte de islas Canarias de más relieve.

En el resto, el cielo estará poco nuboso o despejado, aunque el viento será protagonista en el norte de España y Baleares. Las rachas, que pueden llegar a ser muy fuertes, tienen a disminuir de intensidad, aunque mantienen en alerta naranja toda la costa cantábrica. También es naranja la alerta en la costa de Tarragona y Girona, así como en el norte de Castellón.

Las temperaturas han bajado en todo el país, pero el descenso está siendo más acusado en la mitad sur peninsular. Durante la madrugada, se han producido heladas en gran parte del interior, más intensas en zonas de montaña.

La borrasca no dejó este sábado finalmente las intensas lluvias que se esperaban, aunque sí causó algunas inundaciones por desbordamiento de ríos, problemas de transportes y un herido en Almería al caer derribado por el viento un poste sobre el coche en el que viajaba. Se espera que el temporal siga afectando a la Península hasta el miércoles, según las previsiones de AEMET.

Más información