Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP propone a los grupos reconocer y legalizar los ‘lobbies’ en el Congreso

En Europa, solo Portugal y Grecia están en la misma situación que España

Los partidos se quejan de lentitud de los populares para reformar el Reglamento

El presidente de la Cámara Baja, Jesús Posada, y el ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, durante un pleno del Congreso de los Diputados. Ampliar foto
El presidente de la Cámara Baja, Jesús Posada, y el ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, durante un pleno del Congreso de los Diputados. EFE

El Partido Popular propuso ayer al resto de grupos parlamentarios reconocer y legalizar en el Congreso de los Diputados los llamados lobbies. Fue en la reunión de la ponencia de reforma del reglamento del Congreso donde la portavoz de los populares, Arenales Serrano, presentó la propuesta para incluir en esa norma. El punto de partida es que en Europa solo Portugal y Grecia están en la misma situación que España y no tienen regularizada la actuación de los grupos de presión en sus respectivos parlamentos.

La propuesta del PP se inicia con la definición de qué es un lobbie, porque hay grupos parlamentarios que pretenden incluir hasta las ONG o cualquier otra asociación con intereses que pretenda influir en el texto de una norma.

Lo siguiente sería crear un registro de lobbies en el Congreso, de tal forma que el que no está apuntado no tenga capacidad de actuar en el Parlamento. En este momento lo hacen de forma habitual sin norma que lo ampare o delimite.

El tercer punto de la propuesta del PP es la elaboración de un Código de Buenas Prácticas para estos grupos de presión. Y, por último, dar transparencia a su actuación obligando a publicar las agendas de los diputados, incluyendo las reuniones con los lobistas.

El PP asegura que la acogida del resto de grupos ha sido buena. No obstante, en la reunión lo que se puso de manifiesto es la impaciencia y las dudas de algunos de los grupos que consideran que la reforma no avanza convenientemente.

Ayer el PP presentó una propuesta articulada sobre todo el apartado dedicado a procedimientos legislativos. La idea es agilizar los debates en el Pleno, dedicándolos fundamentalmente a discusiones políticas y no técnicas e incluir algunas medidas de participación ciudadana como la posible presencia defendiendo sus propuestas de los promotores de Iniciativa legislativas Populares. Para los próximos días, el PP volverá a hablar con los grupos, pero la lentitud de la que se quejó el representante del PSOE, Pablo Martín, se manifiesta en que hasta el 23 de noviembre no habrá otra reunión formal. Y eso que el PP se había comprometido a ir aprobando el Reglamento por partes, es decir, avanzando por ejemplo en poner en marcha la reforma del proceso legislativo.

José Luis Centella, portavoz de IU, presentó un escrito de tres folios en el que pide que se vaya mucho más lejos, porque “se retrocede con respecto a la propuesta de 2005” y no facilita realmente la participación ciudadana, ni el control democrático del Parlamento.