Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Libertad para tres de los supuestos violadores de la joven de Málaga

El juzgado los mantiene imputados y dicta una orden de alejamiento de 500 metros respecto a la víctima

Tres de los cinco jóvenes detenidos el pasado domingo por la mañana como supuestos autores de la violación de una chica de 20 años en la feria de Málaga han quedado en libertad provisional por orden del Juzgado de Instrucción número 2 de la capital malagueña. Los tres jóvenes, todos mayores de edad, han pasado esta mañana a disposición del juzgado tras permanecer desde la mañana del domingo en los calabozos de la comisaría provincial del Cuerpo Nacional de Policía. La juez instructora ha dictado para los supuestos autores de la agresión una orden de alejamiento de 500 metros respecto a su víctima, que fue hallada por policías locales llorando en el suelo en una calle cercana al recinto ferial. La decisión de la magistrada va en consonancia con el criterio de la fiscalía de Málaga, que ante la presencia de testimonios contradictorios y elementos de prueba poco claros, decidió no pedir prisión provisional para los imputados, según fuentes jurídicas.

Los supuestos agresores, que han contado a la juez que mantuvieron relaciones sexuales con la víctima, pero que estas fueron consentidas, han salido ya de la Ciudad de la Justicia de Málaga, donde les esperaba un nutrido grupo de familiares que les ha recibido con abrazos y aplausos. Los cargos que se imputan a los tres jóvenes son agresión sexual y robo con violencia. Los jóvenes han asegurado a su salida del edificio judicial malagueño que son inocentes. Otros dos menores de edad que supuestamente participaron en la agresión permanecen ingresados en centros de internamiento de Almería y Córdoba.

Los hechos ocurrieron el pasado domingo a primera hora de la mañana. La víctima, que acababa de terminar su jornada de trabajo en una caseta del recinto ferial del Cortijo de Torres, a cinco kilómetros del centro de la ciudad, fue arrastrada bajo amenazas por el grupo de agresores a un lugar apartado, a las espaldas de una de las atracciones de feria, ya paradas en aquel momento.

Allí, ocultos de la vista de los feriantes y de las escasas personas que apuraban la primera noche de festejos en la capital malagueña, cometieron supuestamente su ataque. Según la investigación, los asaltantes se dividieron las funciones. Mientras uno intimidaba de palabra a la joven y otro la sujetaba para que no pudiera escapar, otros dos perpetraban físicamente la agresión sexual. El quinto miembro del grupo grabó supuestamente la escena con su teléfono móvil. La mujer fue encontrada por una patrulla de la Policía Local sobre las ocho de la mañana del domingo. Estaba llorando en el suelo en una calle del polígono industrial La Estrella, vecino al recinto ferial. Tras la agresión, la joven se marchó del lugar desorientada. Mientras era trasladada al Hospital Clínico, la chica describió a los agentes a sus supuestos agresores. Dos de ellos todavía deambulaban por el real de la feria.