Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey alaba en Omán las reformas del Gobierno de Rajoy

Don Juan Carlos recuerda, no obstante, "la dolorosa pérdida de empleos"

El Monarca asegura que queda "un largo camino para recorrer"

El Rey llevó este miércoles a Omán el mensaje de la recuperación económica que repite el Gobierno a cada ocasión, pero con una advertencia: “Caminamos en la buena dirección, pero queda un largo camino por recorrer”. Como ya hizo en Emiratos y Kuwait el pasado abril, don Juan Carlos aseguró que España ha recuperado la senda del crecimiento y la confianza del capital extranjero, y lo atribuyó a la “estricta política” de reformas emprendida por el Ejecutivo —que escribe todos los discursos del Monarca, salvo el de Nochebuena—. El Monarca se refirió a “la dolorosa pérdida de empleos”, pero insistió en que los “desequilibrios” habían sido corregidos.

El Rey pronunció estas palabras al inaugurar un foro empresarial con autoridades y empresarios de España y Omán en el palacio Al Alam, donde se hospeda y donde el martes vio el partido del Real Madrid y este miércoles el del Atlético. “Aquí me siento en casa. Conozco muy bien este país”, dijo. Don Juan Carlos dedicó la jornada a promocionar a las empresas españolas —“con una sólida experiencia y reputación internacional en infraestructuras, energía, gas y defensa”, dijo — y explicó que los 15 empresarios que le acompañan en este viaje “desean involucrarse en los ambiciosos proyectos de desarrollo del sultanato”, que prevé invertir 50.000 millones de dólares en infraestructuras en los próximos cinco años. “Podemos hacer muchas cosas juntos”, les animó.

El Monarca se entrevistó con los presidentes del Consejo de Estado y el Consejo Consultivo, dos instituciones de tímida apertura democrática en Omán, donde el sultán es jefe de Estado y de Gobierno y no hay partidos políticos.

Las autoridades omaníes presentaron al Rey su gran proyecto, el megapuerto de Duqm, de 1.800 kilómetros cuadrados, y ofrecieron a las empresas españolas participar en la infraestructura para exportar gas y petróleo desde el puerto y en la construcción de hoteles cercanos. Los omaníes prevén invertir 12.000 millones de euros en esta gran obra.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, firmó con su homólogo omaní un acuerdo de cooperación y le trasladó el interés de las empresas españolas en participar en la construcción del Ferrocarril del Golfo, que uniría Emiratos, Kuwait, Omán, Bahrein, Arabia Saudí y Qatar. A Omán le corresponden 2.200 kilómetros de esa vía, y dos empresas españolas (Técnicas Reunidas e Ineco) aspiran a un tramo por 350 millones de euros. “Si lo conseguimos sería como poner una pica en Flandes”, decían fuentes del Ministerio.

El ministro de Defensa firmó un acuerdo de cooperación con su homólogo. Morenés comentó que el martes, en la cena ofrecida por el sultán —en la que les ofrecieron hasta un pasodoble—, había percibido la confianza que Qaboos, de 74 años, mantiene con el Rey, de 76. Los empresarios españoles confían en que esa sintonía favorezca sus intereses.

También Omán quiere algo de España: copiar el modelo de paradores nacionales. El director de la red española comentó este miércoles con el ministro de turismo omaní cuáles de las numerosas fortificaciones del país árabe son las idóneas.