Lesmes elige a dos vocales de distinta ideología para el informe sobre el aborto

El pleno del Poder Judicial, con mayoría del sector conservador, debatirá el asunto en febrero

El presidente del Consejo del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, ha designado como ponentes del informe que debe emitir este órgano sobre el polémico anteproyecto de la ley del aborto a las vocales Pilar Sepúlveda (progresista) y Carmen Llombart (conservadora). El informe de las ponentes, una vez elaborado, será remitido a todos los vocales para que realicen las propuestas que entiendan oportunas (ambas vocales decidirán si las incorporan o no), y previsiblemente será debatido en el pleno que celebrará el Poder Judicial a fines de febrero.

Ambas vocales tienen sensibilidades diferentes sobre este tema y, según fuentes del Consejo, no cabe descartar que, si no se ponen de acuerdo, cada una eleve su propio informe al pleno con añadidos de vocales afines a sus tesis. También es posible que emitan un único informe y que las discrepancias, si las hubiera, las expongan en el pleno, donde tiene mayoría el sector conservador afín al PP. El informe final que apruebe el Consejo no es vinculante para el Gobierno. Este anteproyecto de ley llegó hace tan solo unos días a la Comisión Permanente del Consejo, que preside Lesmes.

El nuevo Consejo del Poder Judicial, constituido hace un mes y medio, ha elegido durante este tiempo las distintas comisiones y tiene previsto celebrar su próximo pleno el viernes día 31 de enero. La intención es designar ese día a dos magistrados del Tribunal Supremo, entre ellos la vacante dejada por el ex presidente de la Sala de lo Civil, Juan Antonio Xiol, nombrado magistrado del Tribunal Constitucional, y otra plaza de magistrado vacante enla Sala Tercera de lo Contencioso.

También es probable que en este próximo pleno se designe al llamado promotor de la acción disciplinaria, una figura de reciente creación normativa que tendrá un gran poder dentro de la judicatura. Será él quien analice las denuncias que presenten los ciudadanos contra jueces y magistrados en el marco disciplinario. Sus decisiones solo serán recurribles ante la Comisión Disciplinaria del Consejo si las archiva o entiende que no son objeto de expediente. Si, en cambio, decide iniciar un expediente, no habrá opción de recurso. Para este cargo se han presentado los magistrados del Tribunal Supremo Antonio Fonseca y Carlos Damian Bieites. Fonseca es el que parece tener más opciones. La decisión final sobre este nombramiento la adoptará el pleno. Para el cargo de jefa de la inspección del Consejo suena con fuerza el nombre de la magistrada de la Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional Esperanza Córdoba.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS