Rajoy da una orden a los militares en el exterior: “Vuelvan sanos y salvos”

El presidente saluda por videoconferencia a los componentes de las misiones españolas

Sentados pero en formación, encajados en la estrecha pantalla de videoconferencia, los militares españoles desplazados a miles de kilómetros de España esperaban en silencio. “Adelante Marjayún”, dio la orden el almirante Teodoro López Calderón, comandante del jefe de Operaciones. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, estaba a punto de enviar desde la Escuela Naval Militar de Marín (Pontevedra) el tradicional mensaje navideño —en el día de Nochebuena— a “los soldados de España” que “hacen del mundo un lugar mejor en cada despliegue”. Solo les dio una orden directa: “Vuelvan todos sanos y salvos a España”.

Francisco Javier Dacoba, general de brigada, abrió fuego desde Líbano, donde están desplazados 575 de los 1.514 militares que pasan la Navidad fuera de España. “Estamos listos para escucharle”, declaró desde Marjayún, para ser seguido casi con idénticas palabras por los jefes de las fuerzas acampadas en lugares como Afganistán, Yibuti, Malí, Bosnia, Uganda, Somalia o Senegal, o navegando por el Índico.

“Como soldados de España nos representan allí donde se quitan la mochila, atracan su barco, aterrizan su avión; y siempre que llevan nuestra bandera allí donde son necesarios”, empezó agradeciendo Rajoy a quienes llamó “embajadores de España” en “las zonas más difíciles del globo, donde no existen las mínimas condiciones de seguridad y bienestar” y “donde escasean los recursos y las estructuras del Estado”. El presidente reconoció la deuda con las tropas desplegadas en el exterior por el “sacrificio que hombres y mujeres realizan a diario lejos de sus familias”, en beneficio de “un bien tan intangible como valioso”: “Nuestra seguridad”.

Tras tener palabras de recuerdo y homenaje para las familias de los militares —“a buen seguro les echarán en falta en estas fiestas”—, Rajoy dijo que quiere que “vuelvan todos sanos y salvos a España”. “Esta es la orden que hoy quiero transmitirles estén donde estén, que vuelvan orgullosos del uniforme que visten y del trabajo realizado porque así es como nos sentimos y así es como les vemos a todos ustedes”, afirmó.

Un total de 1.514 militares celebran estas Navidades fuera de España, integrados en alguna de las misiones que desarrollan las Fuerzas Armadas. Actualmente se encuentran 575 militares en la misión de Líbano; 376 en Afganistán; 202 embarcados en la fragata Álvaro de Bazán en la operación de la OTAN en contra la piratería en el Índico y 186 embarcados en el buque Tornado y en el destacamento Orión en Yibuti, encuadrados en la operación Atalanta de la UE contra la piratería. Además, hay 96 en la misión EUTM-Malí; 46 en el destacamento aéreo de Dakar (Senegal) en apoyo a la intervención francesa en Malí; 16 en Uganda en misión de formación al ejército somalí; 16 en Bosnia y uno en la operación Néstor de Somalia.

Algunos de ellos no pudieron entrar en la videoconferencia por cuestiones técnicas, como en el caso de Mogadiscio. Pero el mensaje de respuesta a Rajoy fue siempre el mismo. “Hemos recibido su felicitación, que trasladaremos al resto del contingente”. “Sin nada más que añadir, feliz Navidad, señor presidente”. “Muchas gracias de parte de todos los españoles”, les despidió Rajoy. Los militares rompieron filas tras 12 minutos y 16 segundos conectados con la base.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS