Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 56% de los inmigrantes se ve discriminado por los políticos

El paro y la crisis son el principal obstáculo para su integración, según un estudio

El 57% quiere seguir en España y el 31% pretende volver a su país de origen con ahorros

Familia musulmana cena durante el Ramadán en Barcelona.

Más de la mitad de los inmigrantes (56%) cree que los políticos les tratan peor que a los españoles. Es una de las conclusiones que se desprenden del estudio Claves de la integración de las personas inmigrantes en España 2013 ,que la Fundación SM ha presentado este martes en Madrid. Sin embargo, un 66% de los extranjeros asegura recibir un trato "amable o de confianza" por parte de los españoles. Además, el 89% de los 2.349 extranjeros entrevistados asegura que mantiene relaciones por igual con nacionales y personas procedentes de su país de origen, mientras que un tercio mantiene relaciones principalmente con compatriotas. En España hay más de cinco millones y medio de inmigrantes, según el último dato del Instituto Nacional de Estadística (INE), lo que supone el 11,7% de los residentes.

Las encuestas fueron realizadas en febrero y marzo de 2011, cuando la cifra de paro superaba ya el 20%, aunque lejos del 26% actual. Sin embargo, el paro y la crisis económica ya eran el principal obstáculo para la integración para del 60% de los encuestados, tras el idioma, que supuso una dificultad para el 45% allí donde se hablan las lenguas autonómicas y del 43% para el caso del castellano. Poco más de la mitad de los inmigrantes (52%) considera que sus condiciones laborales son peores que las de los nacionales y mucho peores para el 13%. Las diferencias con los valores y costumbres españolas suponen una barrera para tan solo uno de cada cuatro.

En cuanto a las expectativas de los inmigrantes antes de venir a España, el 42% afirma que se han cumplido completamente o bastante, el 40% responde que lo han hecho parcialmente y solo el 15% considera que muy poco o nada. El 57% respondió que tiene intención de seguir viviendo en España y tres de cada diez quiere volver a su país después de haber ahorrado. Los inmigrantes piensan mayoritariamente (78%) que el proceso de integración en la sociedad de acogida debe implicar a toda la sociedad.

El perfil del inmigrante en España es una persona en edad laboral —el 76% tiene entre 25 y 49 años—, vive en régimen de alquiler (78%) y destina el 83% de su renta a los gastos de la casa y la familia. Además, considera que su presencia produce un beneficio a la sociedad española en términos culturales (83%), económicos (75%) y demográficos (70%). El estudio refleja que los extranjeros están razonablemente satisfechos con las instituciones y los servicios públicos.  En este grupo, el mejor valorado es la Sanidad (93%), la Educación (80%) y los servicios sociales (76%).

Iliana Ligia Mihaila, investigadora de origen rumano y coautora del informe, ha explicado durante la presentación del mismo que los encuestados "no solo han venido a este país, sino que lo han escogido" para mejorar su calidad de vida. Mihaila ha asegurado que las principales reivindicaciones de los inmigrantes es "ser más visibles" a ojos de la sociedad y las instituciones y mejorar en "participación ciudadana". "Ahora solo pueden participar en las elecciones locales los inmigrantes cuyos países de origen tienen convenio con España", ha recordado. 

"La integración es una tarea de todos", ha afirmado el catedrático de sociología de la UNED Antonio Gutiérrez Resa, el otro autor del informe que ha expuestos los resultados. "La inmigración es una contribución muy positiva, que espero que dure y que se cuide", ha concluido. A preguntas de los periodistas, Gutiérrez Resa ha criticado las cuchillas de la valla fronteriza de Melilla: "Los humanos tenemos imaginación suficiente para otras opciones. Es una barbaridad".