El Constitucional mantiene la suspensión de la declaración soberanista de Cataluña

El auto dedica ocho líneas a motivar la decisión, adoptada por unanimidad

Los diputados refrendaron el 23 de enero el texto soberanista con 85 votos a favor (CiU, ERC, Iniciativa y CUP), 41 en contra (PP, PSC y Ciutadans) y dos abstencionesFoto: atlas | Vídeo: Atlas | G. BATTISTA

El pleno del Tribunal Constitucional decidió ayer por unanimidad mantener la suspensión de la declaración soberanista que aprobó el Parlament el pasado 23 de enero. El auto que adopta esta decisión ocupa poco más de cuatro páginas. Solamente las últimas ocho líneas están dedicadas a motivar el acuerdo.

El argumento que esgrimen los jueces es que la resolución “versa sobre una cuestión de gran relieve constitucional”, y añaden que “este hecho es suficiente para inclinar el juicio de ponderación en favor de la suspensión acordada”. Esa situación de suspenso durará “el tiempo indispensable” hasta que se dicte sentencia.

Artur Mas aseguró ayer desde Brasil tras conocer la resolución que “ya contaba con ello porque es el Tribunal Constitucional”, informa Miquel Noguer. El presidente de la Generalitat añadió: “El camino continuará. Tampoco hay un pronunciamiento definitivo. Estamos como estábamos, ni más ni menos”.

Por su parte, la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, destacó que “es insólito y sorprendente que el Tribunal Constitucional adopte esta decisión sin la necesaria motivación jurídica que la misma jurisprudencia del TC exige”. En su opinión, el auto tiene “un marcado contenido político” y calificó la decisión de “muy lamentable”.

Más información
El Parlamento catalán aprueba por mayoría la declaración soberanista
De la constitucional autodeterminación a la soberanía
Cinco diputados del PSC no votan contra la declaración soberanista
El Gobierno pone en marcha el recurso contra la declaración soberanista
El Constitucional pone el primer freno a la apuesta soberanista de Mas
El Parlament defiende ante el Constitucional la declaración soberanista

El auto dictado ayer ratifica de manera definitiva la suspensión cautelar acordada el pasado 8 de marzo. El Parlament recurrió y ahora ha sido confirmada a la espera de la sentencia definitiva, que puede tardar varios años ante el grado de colapso que sufre el tribunal.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Todos los partidos soberanistas arremetieron contra la decisión judicial. “El Tribunal Constitucional no puede suspender ni anular la voluntad de un pueblo que quiere decidir su futuro”, aseguró Jordi Turull, portavoz parlamentario de CiU. En esa misma línea, la secretaria general de Esquerra, Marta Rovira, afirmó que el tribunal “una vez más utiliza criterios políticos, no puede juzgar la legitimidad democrática del pueblo de Cataluña”. Su partido, añadió, “no tiene confianza en el Tribunal Constitucional porque su nivel de independencia, imparcialidad y rigor jurídico es muy bajo”.

Artur Mas dice que era previsible y la presidenta del Parlament considera  la decisión  "muy lamentable"

El líder del PSC, Pere Navarro, recordadó que el PSC no estaba de acuerdo con la declaración y dijo que el auto demuestra que "lo que mal empieza, mal acaba". El diputado de Iniciativa Josep Vendrell aseguró que el TC ha hecho “un pronunciamiento de tipo político y no jurídico”. .

En el otro extremo, el portavoz adjunto del grupo del PP, Santi Rodríguez, dijo que la decisión era “únicamente jurídica y no política”, mientras que el diputado Jordi Cañas, de Ciutadans, aseguró que la suspensión judicial “defiende la democracia ante las amenazas de la declaración de soberanía”.

El recurso presentado por el Gobierno contra la “declaración soberanista” fue admitido a trámite por el Pleno el pasado 7 de mayo. En su providencia, el Tribunal acordó entonces la suspensión automática con efectos desde el 8 de marzo, es decir, desde el día en que quedó registrado el recurso en el Constitucional.

El pasado 7 de junio, los letrados del Parlamento de Cataluña solicitaron el levantamiento inmediato de la suspensión. Por este motivo, el Pleno ha tenido que pronunciarse de nuevo antes de que transcurrieran los cinco meses que la Carta Magna fija como plazo máximo inicial para que el Tribunal Constitucional ratifique o levante la suspensión.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS