Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP ha perdido en cuatro meses un 40% de su ventaja electoral, según el PSOE

Un estudio de los socialistas extrapola a unas generales el resultado de las andaluzas

Según ese cálculo, la diferencia de 16 puntos que tuvo el PP el 20-N sería hoy de 9 puntos

Un estudio elaborado por "el equipo de asesores electorales" del PSOE, y que ha analizado esta semana la dirección federal del partido, concluye que el PP ha perdido, en solo cuatro meses, más de un 40% de su ventaja electoral sobre el PSOE: los 15,9 puntos que sacaron los populares a los socialistas en las generales del pasado 20 de noviembre se habrían recortado a 8,8 puntos ahora. ¿Cómo se llega a esa cifra? Extrapolando a unas hipotéticas elecciones generales que se celebrasen hoy los resultados de los comicios autonómicos de Andalucía del pasado 25 de marzo. Andalucía es "un indicador fiable", según los autores del estudio, porque es la región más poblada y porque el voto en esa comunidad autónoma "evoluciona desde hace cuatro años en la misma dirección y con las mismas proporciones que el voto en el resto de España".

En Andalucía ha pasado lo siguiente: el PP obtuvo el 45,6% de los votos en las generales del 20-N, y bajó al 40,7% en las autonómicas cuatro meses más tarde; perdió, por lo tanto, casi el 11% de apoyo. El PSOE andaluz, por contra, pasó del 36,5% en las generales al 39,5% en las autonómicas: subió cerca del 8% (en porcentaje, aunque no ganó votos). Lo que hacen los asesores de la dirección socialista es aplicar esos porcentajes -11% de reducción al PP y 8% de aumento al PSOE- a los resultados del 20-N, transformando las cifras electorales autonómicas en generales. Y así les sale que "la diferencia entre ambos se habría reducido de 15,9 puntos a 8,8": el PP obtendría hoy un 39,8% de apoyo (11% menos que el 20-N) y el PSOE un 31% (8% más que el 20-N).

La tesis del estudio es que el PSOE, siempre hablando de Andalucía, "tocó fondo" en las elecciones municipales de mayo de 2011, pero que desde entonces ha tenido un apoyo "sostenidamente ascendente". Y que eso puede extrapolarse "aproximadamente" al conjunto de España. También tiene en cuenta el ascenso socialista en las autonómicas asturianas, aunque en este caso los resultados son "más problemáticos de extrapolar".

Las próximas elecciones generales, salvo adelanto, serán a finales de 2015.