Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urdangarin está "indignado" por las noticias del 'caso Palma Arena'

El abogado designado por el duque de Palma asegura que está "preocupado y apesadumbrado", pero que desconocía que fuera a ser apartado de la Casa del Rey

Mario Pascual Vives, el abogado y portavoz del duque de Palma, Iñaki Urdangarin, ha afirmado hoy que su representado está "preocupado y apesadumbrado, y un poco indignado" por las informaciones que están apareciendo sobre el Instituto Nòos, que presidía Urdangarin, en el caso Palma Arena.

Pascual Vives es el abogado designado el sábado por el duque de Palma, Iñaki Urdangarin, como su asesor jurídico y único portavoz autorizado. Es miembro del bufete barcelonés Brugueras, García-Bragado, Molinero y Asociados, y está especializado en asuntos de derecho penal y procesal.

Este letrado del Colegio de Abogados de Barcelona, que será el encargado de hablar en el nombre del duque de Palma, según informó el sábado el propio Urdangarin, es también experto en derecho civil y mercantil, según se recoge en la web del bufete para el que trabaja en la capital catalana.

Pascual Vives ha dicho que desconocía el anuncio de la Casa del Rey de que Urdangarin dejará de participar en actividades oficiales, y ha apuntado que lo comentará con él en las próximas horas -el duque de Palma reside en EEUU- para "conocer su opinión". Pero no ha querido pronunciarse sobre si este anuncio puede perjudicar o no a Urdangarin en la defensa de sus intereses.

En todo caso, el letrado ha sido taxativo: "Él está preocupado y apesadumbrado, y un poco indignado por lo que está saliendo en los medios". El abogado de Urdangarín ha recordado que su representado no está inculpado y ha defendido la plena inocencia del duque de Palma, al que conoce desde hace años por cuestiones personales y no profesionales.

El abogado barcelonés, que dice conocer al duque de Palma "de la ciudad -Barcelona- y de relaciones personales", ha asegurado que a mediados de noviembre Urdangarin se dirigió a él: "Me pidió si le podía echar una mano y me escogió por una cuestión de confianza".

"Mi objetivo es serle útil aquí, sobre todo con la lejanía que representa que él resida en Estados Unidos", ha comentado el letrado barcelonés. Estas primeras declaraciones de Pascual Vives se producen poco después de que la Casa del Rey haya considerado que el comportamiento del esposo de la infanta Cristina no parece ejemplar, aunque ha pedido respeto a su presunción de inocencia y ha anunciado que el duque de Palma dejará de participar en actividades oficiales.

Entre sus actuaciones más señaladas por su relevancia informativa estuvo la defensa de Javier Gete-Alonso, el director de las obras del túnel del metro que se hundió provocando un derrumbe en el barrio barcelonés del Carmel en 2005. Brugueras, García-Bragado, Molinero y Asociados es una firma especializada en una amplia gama de materias jurídicas, tanto nacionales como internacionales, y dedicado tanto a la defensa de personas jurídicas y empresas como a las personas físicas, según se explica en la página del bufete.

Mario Pascual Vives, licenciado en Derecho por la Universidad de Barcelona, es miembro del patronato de la Fundación Antoni Serra Santamans (una entidad de asistencia social y sanitaria), en cuya web aparece como secretario de vocales electivos.

En un encuentro informativo celebrado esta mañana en el palacio de la Zarzuela, el jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, ha explicado que esta decisión ha sido adoptada de común acuerdo por esta institución y el propio Urdangarin, tras lamentar el juicio paralelo abierto en la opinión publica contra alguien que en estos momentos no está imputado ni acusado de nada.

El juez del caso Palma Arena, José Castro, y el fiscal Anticorrupción Pedro Horrach continúan con el análisis de la documentación obtenida en los diversos registros efectuados recientemente en Barcelona y Valencia sobre las actividades del Instituto Nóos, que presidía Iñaki Urdangarin. El duque de Palma no ha sido todavía inculpado en la causa, ni se ha decidido su citación para tomarle declaración, pero según fuentes del caso consultadas por este periódico, su imputación se producirá, de forma inevitable, en unos dos meses.