Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Griñán calla ante el deseo de Chaves de presidir el PSOE

El grupo parlamentario cierra filas para afrontar los comicios andaluces

Ampliar foto
Griñán y Chaves en un acto electoral con Rubalcaba. EUROPA PRESS

Al PSOE andaluz no le ha gustado nada que Manuel Chaves haya manifestado en una entrevista en TVE su deseo de seguir como presidente federal del PSOE. Consideran que no es el momento ahora de repartirse los cargos cuando además ni siquiera se sabe quién o quiénes optarán a la secretaría general del partido en el congreso del mes de febrero. “Cuando lleguemos a ese río cruzaremos el puente”, dijeron ayer dirigentes del PSOE, citando una de las frases más genuinas y repetidas por su secretario general y presidente de la Junta, José Antonio Griñán. Es un modo de quitarse presión para no adelantar su posición sobre cualquier asunto.

Chaves ocupa la presencia federal desde el XXXV Congreso que aupó a Zapatero a la secretaría general, puesto en el que lleva tres mandatos. Aunque algunos han especulado con que Griñán desearía ese puesto para él, fuentes del PSOE lo han descartado, entre otros asuntos, porque uno de los nombres que ya suena para la presidencia federal es el de Felipe González.

La autocrítica sobre los malos resultados del 20-N se pospone

Los socialistas andaluces no quieren anticipar su posición en el congreso federal que se celebrará en Sevilla hasta en tanto no saber el nombre de los aspirantes. Pero una vez que los nombres salgan del anonimato hará valer su peso en el cónclave federal para copar puestos destacados.

El PSOE todavía está en estado de conmoción por los pésimos resultados del pasado domingo y lo primero que están intentando trasladar a los suyos es que la segunda derrota consecutiva cosechada en Andalucía es un punto de partida para remontar en las autonómicas del próximo mes de marzo.

En esta idea participaron ayer los diputados que intervinieron en la reunión del grupo parlamentario en la que llevó la voz cantante la secretaria de Organización, Susana Díaz. Ninguna de la decena de personas que intervinieron hizo análisis autocrítico de los resultados. Consideran que mirar hacia atrás del por qué se ha llegado a esta situación no va a contribuir a sacarlos del hoyo.

A tenor de lo dicho en este encuentro, Griñán va a contar con la unidad y la cohesión que reclama para la importante cita de marzo. En este sentido, se pronunciaron Luis Pizarro, José Caballos, Manuel Gracia, Juan José Díaz Trillo y Francisco Álvarez de la Chica, entre otros. Consideran que el congreso federal incluso debe enfocarse como una palanca de lanzamiento de la oferta del PSOE en las elecciones autonómicas, donde el PSOE se juega, como dijo De la Chica, el seguir siendo uno de los pocos territorios de Europa gobernados por socialistas.

Aunque un congreso del PSOE no es ninguna tontería y no hay nada escrito de antemano, la honda preocupación por perder en Andalucía impera en la mayoría de los dirigentes.

Más información