Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba apuesta con un primer vídeo por una campaña personalista y templada

Los expertos creen que el corto no muestra el logo del PSOE y no contiene ni una sola propuesta

La idea es sacar partido a la buena imagen y credibilidad que le llevan dando las encuestas desde que entró en el Gobierno de Zapatero. El primer corto (de 45 segundos) de la campaña del candidato Rubalcaba se centra en él, sin más, con un lema simple: Rubalcaba, sí. No incluye promesas, ni programa, ni la marca PSOE. La directora de la campaña socialista, Elena Valenciano, explicó ayer que, como los ciudadanos tienen que elegir entre Rubalcaba o Rajoy, se trata de resaltar la imagen que tiene el socialista de ser “el que hace, el activo, el que sale a la plaza, el que explica su proyecto...”.

Los especialistas en comunicación política ven ventajas y desventajas en este planteamiento “personalista”. “Es templado, no es combativo, marcando la línea que quiere seguir Rubalcaba en la campaña de político sensato y sereno, y contrapone su actitud a la de Rajoy, más agresiva y que promete de todo. Busca el contraste”, analiza el catedrático de la Complutense Fermín Bouza. “Es además afirmativo, incluso ingenuo, sin relato alguno. Aunque es dudoso que este sea el mejor camino ahora para arañar votos”. “Le falta centrarse en un tema, como que paguen los ricos, que da una idea clara de su línea, más allá de los impuestos”.

El asesor de comunicación Antoni Guitiérrez-Rubí dice que “se trata de una apuesta sencilla, con buena factura técnica, y con diversidad de encuadres, tonos, situaciones y acentos, y los testimonios resultan creíbles”. “En cambio, el lema desconcierta”, añade. “No está bien resuelto, porque evoca otro tipo de preguntas, ¿Rubalcaba, sí; y quién no?, ¿Rajoy?, ¿o también Zapatero y otros?”.

El profesor de la IE Business School, experto en Marketing Político 2.0, Manuel Alonso Coto, ve “un acierto que se haya prescindido en el corto del logo de PSOE, así como el tono afirmativo, con el que deja claro que se presenta él y que con él sí y con otros, sean los que sean, no”. También resalta Alonso Coto la “buena selección de las personas que aparecen como potenciales bolsas de voto”. El fallo que le ve este experto a la cinta es que le falta una llamada a la acción, “algo para que la gente lo usara, al estilo de ‘Pásalo 2.0’ o algo parecido”. Estos expertos coinciden en el logro del corto de seguir el mismo tono que el resto de la campaña, una coherencia relevante, apuntan.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información