Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un consejero balear daría una "patada en el pandero" a los diputados 'preguntones'

Company agrega que solo interrogan en el Parlamento "para tocar las narices" y "cabrearle"

Uno de los consejeros estrella del nuevo Gobierno de Baleares del PP, Gabriel Company, titular de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio, considera que existen diputados que abusan de las preguntas parlamentarias y supone que le harán perder el tiempo. “A esos políticos les deberían arrear una patada en el pandero y mandarlos a casa”, dijo ayer Company en una entrevista en la radio pública Ona Mallorca. Cree que se interroga en el Parlamento “para tocar las narices” por “una estrategia política de las que a mí me dan asco”, observó.

A los cuatro días de su estreno en la política como responsable de una de las macro consejerías del equipo del presidente José Ramón Bauzá, Gabriel Company, ex líder de la patronal agraria Asaja –que no está afiliado al PP- regresó a las trincheras dialécticas que le dieron notoriedad y un perfil populista desde las tres tertulias semanales a las que concurría en Mallorca. Durante más de una década fue el ariete crítico del sector rural conservador y catalizó protestas callejeras contra los ex gabinetes del PSOE y los nacionalistas del PSM.

José Ramón Bauzá ha encomendado a Company –diplomado en Economía y ex futbolista del Zaragoza- las áreas tradicionalmente más polémicas en Baleares, aquellas que aluden a los proyectos y legislación con impactos medioambientales, con infraestructuras y negocios turísticos. Los ecologistas del GOB (Grup de Ornitologia Balear) y el sindicato progresista Unió de Pagesos recibieron con cordialidad al que fue su tradicional adversario.

Aún no se ha estrenado en debates o comparecencias en el Parlamento balear, ni ha convocado en ruedas de prensa abiertas, pero Company entiende que se “hacen preguntas para cabrear y porque quieren hacerme perder el tiempo” . En su reflexión reseñó:” El ciudadano debe saber que fulano o mengano tan solo hace preguntas para cabrear, no le interesa lo que le contaré porque hace preguntas para cabrear y porque quiere hacerme perder el tiempo, tener que preparar preguntas durante toda la semana y así no trabajaré durante en lo que realmente interesa a la sociedad”.