Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Se acabó el mito alemán”, dice la consejera de Agricultura andaluza

El Gobierno advierte de pérdidas millonarias en un sector que emplea a 70.000 personas

La consejera de Agricultura de la Junta de Andalucía, Clara Aguilera, con representantes del sector hortofrutícola en el Parlamento.
La consejera de Agricultura de la Junta de Andalucía, Clara Aguilera, con representantes del sector hortofrutícola en el Parlamento.

“No existen palabras para expresar nuestro profundo malestar y nuestra indignación”. La consejera de Agricultura y Pesca de Andalucía, Clara Aguilera, no ha ocultado hoy su enfado por la mal llamada crisis del pepino que ha ocasionado pérdidas multimillonarias a la huerta andaluza en la que trabajan unas 70.000 personas.

En una comparencia en el pleno del Parlamento andaluz, al que han asistido los representantes de las principales organizaciones agrarias de la comunidad, Aguilera ha considerado “totalmente insuficiente” la ayuda de 210 millones de euros para los productores afectados por la contaminación alimentaria ocasionada por la bacteria E. coli que ha provocado la muerte de 25 personas. “Se acabó el mito alemán , para nada son perfectos”, ha dicho la consejera, quien ha criticado el que la alerta se hubiera lanzado “sin ningún rigor, sin base científica, sin seguir los protocolos establecidos para estos casos y de “manera temeraria”. Pese a no estar de acuerdo con la cuantía de las ayudas, Aguilera no ha cifrado a cuánto deben ascender las mismas.

IU elogia a la “rápida y valiente” consejera andaluza, frente a la “lenta y torpe de doña Rosita Aguilar”, actual ministra de Medio Rural y excompañera de partido

Sí la ha cuantificado el diputado de IU Juan Manuel Sánchez Gordillo. “De mil millones para arriba, menos de eso no se puede aceptar”. El dirigente jornalero ha dicho que Alemania ha practicado “terrorismo comercial” y ha pedido “responsabilidad criminal” a “doña Cornelia”, en alusión a la responsable de Sanidad de Hamburgo, Cornelia Prüfer-Storcks, que sin prueba alguna culpó a los pepinos andaluces de la contaminación alimentaria.

Gordillo ha elogiado la reacción “rápida y valiente” de la consejera andaluza, frente a la “lenta y torpe de doña Rosita Aguilar”, actual ministra de Medio Rural y excompañera de partido del singular alcalde de Marinaleda.

La popular Esperanza Oña ha aprovechado el debate para arremeter con el Gobierno de Zapatero por no saber defender a España ante Alemania, al que contrario que los Ejecutivos de Aznar, según ella. La portavoz popular ha recordado que la responsable alemana que dio la falsa alarma “es una senadora socialista” y ha acusado a los gobiernos español y andaluz de “ser complacientes con los socialistas alemanes”. También ha calificado de “tibia” la reacción de la consejera de Agricultura a la que sin mencionarlo le ha afeado su fotografía comiendo un pepino en un invernadero de Almería. “Ha hecho una política de gestos más que de gestión y algunos gestos pueden parecer ridículos”.