La constitución del Ayuntamiento de Barcelona se aplaza a julio

El Partido Popular ha presentado un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña para revisar el escrutinio. La apelación demora la investidura de Xavier Trias (CiU)

El candidato popular, Alberto Fernández Díaz, y la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, en un acto de la campaña./ EFE
El candidato popular, Alberto Fernández Díaz, y la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, en un acto de la campaña./ EFE

La constitución del Ayuntamiento de Barcelona está ahora mismo en el aire. El Partido Popular (PP) ha presentado un recurso en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) contra la decisión de la Junta Electoral de considerar nulos medio centenar de votos que, a su juicio, podrían otorgarles un concejal más (ahora tienen ocho) a costa de Convergència i Unió (CiU) (15). De acuerdo con el artículo 195 de la Ley Orgánica Electoral, la sola presentación del recurso implicará aplazar la constitución del Consistorio prevista para este sábado y la investidura del convergente Xavier Trias. El tribunal tendrá, como máximo, un plazo de 20 días para emitir su resolución.

En el caso de que el Tribunal diera la razón al PP, no comportaría un cambio radical en la correlación de fuerzas del Ayuntamiento. Pero, eso si, reforzaría la postura del PP en la cámara municipal en detrimento de CiU, que vería debilitada su posición. El PP está seguro de que los nacionalistas no tendrán más remedio que establecer alianzas estables con ellos para garantizar la gobernabilidad de la institución.

El PP sostiene que el recuento del 22-M fue excesivamente riguroso con sus intereses al no dar cómo válidos una serie de votos que llevaban una marca o señal junto al nombre de Alberto Fernández Díaz, candidato popular al Consistorio. “Hubo electores que hicieron una marca como si se tratara de una lista del Senado”, afirma un dirigente popular, que asegura que las instrucciones que repartió la Junta Electoral admitía, por primera vez, convalidar esas papeletas. No todos los partidos, sin embargo, hacen esa misma interpretación. En la primera revisión del escrutinio, la Junta Electoral dio por buenos una treintena de votos y ahora el PP quiere que se haga lo propio con el resto.

Hace cuatro años, los populares ya se plantearon presentar un recurso similar pero lo desestimaron al sopesar el riesgo de aplazar la constitución del Consistorio sin tener la certeza de poder ganar el regidor. Sin embargo, ahora la historia es distinta: el PP consideraba antes de las elecciones una utopía ganar el noveno edil y ahora que presiente que lo tiene al alcance de la mano, no quiere renunciar a ello. De hecho, en la noche electoral, le separaban a 113 votos. Tras la revisión de oficio la distancia se redujo a 60. La Junta Electoral Central validó después cuatro papeletas más y ahora están a 56 sufragios.

La mayoría de partidos -CiU, PSC e ICV-EuiA- ha mostrado su respeto por la decisión del PP. El concejal de CiU, Joaquim Forn ha avisado, sin embargo, que la apelación no servirá para "cambiar mayorías" y que, por contra, "retrasará la acción de gobierno". El PSC ha apelado al "legítimo derecho" de los populares al promover el recurso y ERC ha sido más crítica al lamentar que se  “judicialicen las decisiones políticas por intereses partidistas”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS