Opinión
i

Militarizar la seguridad pública

El acuerdo del presidente mexicano ahonda en la confusión entre la seguridad pública y la nacional y desdibuja la condición excepcional de las intervenciones militares

Control del Ejército mexicano, en Matamoros, en la frontera con EE UU.
Control del Ejército mexicano, en Matamoros, en la frontera con EE UU.

El lunes 11 de mayo se publicó en el Diario Oficial de la Federación el acuerdo por el cual el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, dispuso de la Fuerza Armada permanente para tareas de seguridad pública. Tan delicada decisión pretende justificarse con el recordatorio de que la protección de personas y bienes es una tarea esencial de cualquier Estado, y con el reconocimiento de que la Guardia Nacional no está en posibilidad de cumplir cabalmente con sus funciones. Dadas sus implicaciones para la vida democrática del país, es necesario analizar el contenido del acuerdo presidencial...

Lo más visto en...

Top 50