_
_
_
_
_

Los resultados de la consulta sobre el revocatorio dan un respiro a Sheinbaum en Ciudad de México

Los votos a favor del presidente apuntan a un blindaje de las alcaldías morenistas y a una ligera recuperación en territorios donde el partido oficialista cayó derrotado el año pasado

David Marcial Pérez
CDMX: Claudia Sheinbaum
Claudia Sheinbaum durante el cierre de campaña de la consulta en Ciudad de MéxicoGobierno de la Ciudad de México (Gobierno de la Ciudad de México)

La consulta sobre la revocación de mandato celebrada el domingo se saldó con un nítido respaldo a Andrés Manuel López Obrador por parte de sus seguidores. El resultado se daba por descontado toda vez que el país no se encuentra en un momento político decisivo y la oposición optó por boicotear una cita que, celebrada al inicio de las vacaciones de Semana Santa, fue impulsada por el propio presidente más como una operación electoral para reivindicar su proyecto entre la militancia de Morena que como una prueba sobre su revocación. En esa segunda lectura, la de servir de termómetro para medir el músculo electoral del partido, muchos de los focos estaban colocados sobre Ciudad de México. Tras la dura derrota de Morena el año pasado en la capital, donde perdió en siete de las 11 alcaldías donde gobernaba, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, se volcó con especial dedicación en la campaña por la consulta. Los resultados dan un respiro a Sheinbaum que resiste en las alcaldías morenistas y apunta a una ligera recuperación en territorios donde cayó derrotada el año pasado.

La capital se apuntó un primer tanto para Morena al interpretar el dato de participación, la brújula a seguir dado que prácticamente toda la gente que votó lo hizo a favor del presidente. Ciudad de México cerró con dos puntos más de participación (19,7%) que la media nacional. Bajando a las alcaldías, la ciudad quedó literalmente partida en dos bloques tras las elecciones de 2021. Un linea vertical delimitó por la mitad, de norte a sur, el poder de Morena -con siete alcaldías- y el de la alianza opositora del PRI, PAN y PRD, con nueve. Con los datos definitivos por distritos presentados este jueves por el Instituto Nacional Electoral (INE), las alcaldías morenistas superan en su mayoría la media de participación. Cobran especial relevancia Iztapalapa y Gustavo Madero. Ambas suman casi el 40% del padrón electoral de la ciudad y la mayoría de sus distritos superan también la media de participación.

En el lado opuesto se sitúa la Benito Juárez, un bastión tradicional del PAN, emblemático pero poco representativo por peso en el padrón, donde se registró una participación de casi 10 puntos por debajo de la media. Destaca además Cuauhtémoc, el corazón de la ciudad y una de las perdidas más dolorosas para Morena el año pasado. Pese a estar en manos de la oposición, en uno de sus dos distritos la participación también está por encima de la media. Para Francisco Abundis, director de la firma de análisis de opinión Parametria, “los resultados muestran que Sheinbaum tiene el control electoral de sus grandes bastiones con más peso en la lista nominal y que Morena ha operado con fuerza también en territorios de la oposición”.

La cita electoral fue rápidamente leída desde dentro del partido como una prueba de la capacidad de resistencia al desgaste del oficialismo y la fortaleza de su aparato de cara, especialmente, a la carrera presidencial de 2024. Durante las últimas semanas se multiplicaron los gestos de algunos de los principales dirigentes de la Cuarta Transformación. Sheinbaum fue la aspirante a suceder a López Obrador que más cerró filas con el revocatorio. El canciller Marcelo Ebrard y el veterano senador Ricardo Monreal optaron por guardar un perfil bajo.

Sheinbaum sin embargo fue la protagonista de un multitudinario acto de cierre de campaña tres días antes de la consulta. La enésima muestra de respaldo al mandatario después de semanas de continuos llamados de atención del Instituto Nacional Electoral (INE) por no respetar la llamada veda. Sheinbaum, caracterizada por un tono templado y conciliador, aprovechó esta vez para subirse a la ola de confrontación marcada por López Obrador y el sector más dura del partido y arremeter contra el árbitro acusándole de carecer de “autoridad moral”.

La derrota electoral del año en la capital pasado fue un golpe especialmente duro al tratarse de un feudo tradicional de la izquierda mexicana y especialmente del obradorismo. El actual presidente fue jefe de Gobierno del antiguo DF y desde entonces la ciudad ha funcionado como bastión y laboratorio de políticas progresistas. La perdida de la mitad de las alcaldías, configurando una mayoría de territorios en manos de la oposición, fue consecuencia en gran medida de una retirada de la confianza de parte de la clase media y alta capitalina que sí voto por Morena en 2018. De cara a las aspiraciones presidenciales de Sheinbaum, el reto será recuperar parte de esa confianza de aquí a 2024.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

David Marcial Pérez
Reportero en la oficina de Ciudad de México. Está especializado en temas políticos, económicos y culturales. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en El País. Antes trabajó en Cinco Días y Cadena Ser. Es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y máster en periodismo de El País y en Literatura Comparada por la UNED.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_